"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

¿SABEMOS ALGO?



Dejamos la columna de IDEAL, que muestra un tanto de aturdimiento.

Una vez que ha finalizado la Eurocopa, volvamos la mirada hacia aspectos de la realidad cotidiana que también nos afectan y sobre los que, me temo, sabemos bastante menos que del combinado nacional de Luis Aragonés. Por ejemplo, ¿qué sabemos del “no” irlandés al Tratado de Lisboa? De hecho, ¿en qué consiste el tinglado de Lisboa? ¿Qué supone para España? Y, lo que debería ser más importante, ¿qué implica para los ciudadanos de la Unión Europea?


Es sintomático que a los analistas, periodistas y tertulianos se les llene la boca de europeísmo o euroescepticismo y que buena parte de sus lectores y oyentes, en realidad, no tengamos ni repajolera idea de lo que están hablando. Porque nadie se ha molestado en explicar, de forma clara y comprensible, qué era eso del Tratado de Lisboa.

Yo recuerdo una Constitución Europea que, buscando nuestro apoyo y connivencia, nos fue explicada con pelos y señales: análisis pormenorizados de cada artículo, separatas en periódicos y revistas, programas de televisión, etcétera. Después, en el referéndum, mucha gente no votó, pero no sería por falta de información. Sin embargo, desde que el proyecto de Constitución fue rechazado por franceses y holandeses, todo lo que tiene que ver con la UE se ha visto teñido de una nebulosa que los medios no se encargan de aclarar.



De hecho, pasa con los temas comunitarios y con otros muchos. Como el de la crisis económica y financiera, por ejemplo. ¿No tienen ustedes la sensación de que, a veces, el objetivo de los medios de comunicación no es informar al ciudadano, sino influir en los políticos, empresarios y tecnócratas de turno, como si todos ellos formaran parte de un club exclusivo en el que usted y yo no tenemos cabida?



Cada vez más, las informaciones de los medios dan tantas cosas por sabidas que quiénes no estamos en el ajo no entendemos nada. Y, por tanto, cansados y hastiados, dejamos de leer y escuchar según que columnas, tertulias y noticias que, en realidad, no nos cuentan nada. Por eso, efectivamente, los medios tradicionales deben temer a Internet. Porque, al final, en la Red es donde está la información.

Una información clara y rigurosa que debía sernos suministrada por radios, periódicos y televisión y que, sin embargo, en muchos temas trascendentales, está siendo manipulada y escamoteada. Unas veces, por los intereses espúreos de los grandes conglomerados mediáticos, cada vez más concentrados. Otras, por el divismo, el egocentrismo y el corporativismo de unos profesionales que, a veces, parecen olvidar las reglas básicas del juego, obviando al ciudadano de a pie.



Luego, cuando el CIS señala que el de periodista es uno de los oficios peor valorados por la sociedad, los medios se echan las manos a la cabeza y culpan de ello a la prensa rosa y del corazón. Cualquier excusa es buena antes de hacer un poquito de análisis y, de considerarse oportuno, hasta de autocrítica.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.



11 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí que has puesto el dedo en la llaga, Jesús. Y el cuerpo enfermo es la corporación... periodística.
¿Autocrítica? Je.
Hay mucho sabihondo a sueldo, o a participación en las ganancias, indicándole a la gran masa de desinformados lo que tiene que opinar. La desinformación se da, curiosamente o no, con exceso de información. Y carencia de datos para el análisis. No se niega la realidad, no se la pretende censurar, sino que se la oculta con ese diluvio de anécdotas y opiniones no siempre santas. La concentración es un hecho, en la prensa, en el mundillo editorial, en las petroleras. O en mi país, en los que se quedan con las grandes ganancias de la tierra, que alguna vez fue de todos en las canciones, nunca en las escrituras de dominio.
El arte, en esta sociedad, no puede estar ajeno a la tendencia. Apreciamos lo diferente, lo rupturista, porque estamos hartos de la literarura o el cine basura, los fast food del pensamiento.
Y voy a la novela de Oyola, la única que he leído, Chamamé. Se lo dije a él en algún mail, creo que ese pendejo y otros están escribiendo la novela negra del siglo 21. Que es el siglo de la fragmentación, del caos, ya no como proyecto político -como pudo serlo el nazismo- sino como callejón sin aparente salida, matadero virtual y global.
¿Por qué seguimos escribiendo, pintando, cantando, follando con la mujer amada o con la que lo fue en nuestros recuerdos? Porque creemos en el tipo que no cree, tratamos de entender cuando otros han bajado los brazos o nunca los levantaron, sabemos que el ser humano, con sus miserias y grandezas, vale la pena.
Hay puntos de contacto, sin embargo, nuestras balsas de náufragos se cruzan en alta mar. A mí lo de Guns and Roses me pasa sin cuidado, pero la escritura de Oyola me cautiva. Apuesto a que no estemos solos, entonces. Y a que sigamos creando. Y creyendo en los cumpas, en los que comparten nuestra lucha que nunca es solitaria, aunque nos quieran hacer creer que somos tibias estrellas a la deriva y sin luz.

Diviértanse en Gijón, no se olviden de los que estamos lejos.

Guillermo

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Este artículo, Alter, es como un mazazo en las conciencias de quien parece no tener ni conciencia ni alma.
Como bien dices, pasados los fastos y las celebraciones y las banderas y la furia roja, volvamos a la realidad. Para muchos, que no tenía mucha realidad, será una vuelta abrupta; para otros, que la tienen bien construida y amueblada, pues no será más que una anécdota, un dato más (España Campeona de Europa). Ahora bien, quien tiene que dar la cara es el político ante la situación que se plantea tanto en Europa como en la economía hispana.
Como bien dices, ¿qué es el Tratado de Lisboa? Pero, sobre todo, ¿hacia donde deriva nuestra economía?
La información, como bien dices, existe, principalmente en los medios no oficiales, en la red, mientras que los medios oficiales tan sólo quieren contar lo que interesa al poder económico y político. Hay que revelarse ante tanta manipulación.
Amigo, como ayer decíamos, tenemos que seguir trabajando en las ideas y contar las cosas, sin descanso. Como tu has hecho a la perfección en la columna de Ideal de hoy.

Twister dijo...

Hace mucho que los medios dejaron de ser medios de información para ser medios de opinión y presión, como dice un conocido, "cómo cambia el mundo dependiendo de la emisora que pongas"

Los políticos europeos se estan conviertiendo en una logia masónica, hermética y oscurantista.

Buen artículo.

El Foces dijo...

Y nos lo esplicaron hace años pero no nos enteramos. Lo hemos hecho ahora, resulta que en los tres temas mas importantes que nos abruman, precios, petroleo y creditos, España no pinta nada. No recuerdo que se nos dijera entonces, estaría tonto.

Y de los "medios" pues veras, unos "escribidores" por cobrar poco y otros por cobrar mucho, nos manipulan, bueno, el que se deje.

Alberto Bueno dijo...

Chapeau. Para qué decir más. Si este artículo removiera conciencias...

Twister dijo...

¿Que tal por los madriles, Jesús?

El Foces dijo...

Y continuando, otro plumilla dice hoy en El Pais que, por la crisis, se reduce la actividad de las empresas pero no sus beneficios. Habra que creerle?

Fondo Norte dijo...

Poco que añadir a lo que habéis dicho ya.

Los medios sólo miran la cuenta de explotación, pero si les importa lo que comunican, perdón lo que manipulan, porque ellos son los que tienen que definir una tendencia, la de sus intereses y la de sus afines. Ya dije el otro día que cierto grupo empresarial (El Grupo Gallardo, vinculado estrechamente al partido que gobierna en Andalucía y Extremadura)había comprado El Correo de Andalucía al grupo Prisa para publicar "sus verdades" sobre el oleoducto que atravesará Huelva, oleoducto que al paracer no tiene un impacto ambiental como el que si parece que tiene el teleférico de Sierra Nevada que le negaron a la capital. Como ya dije y se que canso, los técnicos de la administración no manjerán temas políticos, pero los políticos si manejan los temas técnicos, y digo manejar por no emplear palabras más duras.

Sólo una pregunta Jesús ¿para que ir a votar en el referendum español sobre la constitución europea si saliera el resultado que saliera España, bueno nuestros mandamases, iban a decir que SI? Que buen día pasé en la playa esa fecha, la de un referendum no vinculante, aunque si lo hubieran llamado encuesta nacional hubiera significado lo mismo. Mierda de democracia y de falsa libertad, despotismo oligocrático, para el pueblo, pero si en el pueblo. Gracias Zapatiestos, su talante no puede esconder sus vergüenzas.

Foces, es que hay mucho periolisto.

Anónimo dijo...

Bien, Jesús, bien.
Un abrazo,
Rigoletto

Bibiano dijo...

Felicidades ,Jesús ,por este Blog tan estupendo, que conocí a través de tu amigo Pepe Lechuga hará cuestión de un año.Totalmente de acuerdo con este artículo,los medios de comunicación al servicio de políticos y empresas, para que les votemos y consumamos compulsivamente.Decir que en mi pueblo Las Lagunillas,aún no ha llegado la prensa escrita, tenemos que hacer veinte minutos en coche para comprarla ,y esto de internet es una maravilla para estar al día de lo que sucede por este mundo globalizado.No solamente podemos recibir información obejetiva a través de la red ,si no que también podemos crearla con nuestros blogs,dar a conocer nuestros problemas, valores y opinión.Se están creando incipientes comunidades de " blogs rurales "mediante los cuales podemos decir a políticos gestores y a esta sociedad urbanizada y consumista que el mundo rural también existe.
Pero según encuestas entorno al 50 % de los españoles nunca se ha conectado a internet y esto de la ADSL no ha llegado a todo el territorio a pesar de lo que el regimen de chaves de esta "andalucia al máximo" nos venda. Así que en mi pueblo la mayoría de mis vecinos se tiene que conformar con ver los telediarios del manipulado "canal ZU".
Saludos

Bibiano

Jesús Lens dijo...

Amigos, por ausencia ayer no pude participar en este debate, que ha sido harto interesante. Me alegro de que el tema suscitara interés y nos haya hecho que reflexionemos un poco.

Guillermo, bonitas y necesarias tus palabras, como las todos los que habéis participado. Bibiano, bienvenido a este lugar. Seguremos esos blogs ruraes que, como en de nuestro amigo Gregorio, tanto y tan bueno hacen por estrechar distancias.

El problema no es ya puramente económico, como señalan José Antonio y Fondo; es incluso de concepto y filosofía. Lo bueno de los Blogs es que recibes respuesta de la gente. Y cuando escribes en el periódico, mucho menos. Pienso que hay mucha gente que el los medios sólo escriben o hablan para un grupo escaso de gentes, siempre los mismos, siempre en clave. Y eso no puede, no debe ser.

Foces, Rigoletto, Alberto... hay que seguir en la brecha.

Twister, bien en un viaje relámpago, aunque muuuuuy cansado. para variar.