"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

ARTE: ¿ORIGINALIDAD O REPRESENTACIÓN?

Se armó un buen lío con la entrada dedicada al récord batido por Antonio López y su hiperrealista “Madrid desde las Torres Blancas”. Un buen lío en el sentido creativo, estimulante y discutidor del término.



Me gustaría dar un golpe de tuerca más a estas cuestiones, tirando la piedra y procurando no esconder la mano.



Personalmente, y aún apreciando en su justa medida la capacidad técnica de López, me siento mucho más atraído por el arte mestizo que traspasa fronteras. Hablando de libros, por ejemplo, novelas como “Chamamé” me fascinan, por lo abigarrado de su mezcla estilística y temática, aún sin renegar, por supuesto, de la ortodoxia literaria del Juan Madrid de “Pájaro en mano”.

Por eso, cuando leo noticias como la de que David Cronenberg ha convertido es ópera su película “La mosca”, con ayuda de Plácido Domingo y el compositor Howard Shore, flipo en colores. Sé que no la veré, pero me gusta que haya creadores que vayan más allá de lo que los límites parecen marcar.

Sin embargo, el inminente estreno de “Funny games”, de Michael Haneke, me tiene desconcertado. Esta película, según la ficha técnica, es de 2007. Sin embargo, yo ya vi una impactante y sobresaliente película titulada “Funny games”, en 1997, cuyo director era un tal... Michael Haneke. ¿Qué ha pasado? ¿Es ello posible o el tequila Cuervo Reposado me está jugando malas pasadas?


Funny Games 2007


Resulta que el director, convencido de que el mensaje de la película sigue siendo válido, diez años después de haber sido filmada, y que es exportable de su Alemania natal a los EE.UU., ha decidido volver a filmar la misma película, plano a plano, pero en inglés y con actores norteamericanos dado que el estreno de una película alemana, con subtítulos en inglés (en EE.UU. no existe el doblaje, para blindar su industria cinematográfica de cualquier competencia) pasaría totalmente inadvertido para el gran público.

Es una apuesta valiente, aunque no sabemos si necesaria. Pero lo curioso es que está siendo ahora, cuando la película ha sido filmada en inglés y en los EE.UU., cuando se le está haciendo publicidad a “Funny games” mientras que, cuando se estrenó la versión alemana, no la vimos ni cuatro gatos. Curiosa forma de defender y proteger el cine europeo frente al tan criticado imperialismo cinematográfico norteamericano.


Funny games 1997

Y, para terminar, volvamos al arte. Ya saben que a un servidor le gusta correr. Cada vez más. Más tiempo, más rápido, más lejos, más distancia, con más intensidad. Y, por eso, me gustaría acercarme a la añeja Tate Britain de Londres, a su galería Duveen, cuyos 86 metros flanqueados de esculturas neoclásicas se convertirá durante cuatro meses en una pista de carreras para velocista amateurs, por mor de una performance que reabre el debate sobre los límites de la creación, como comenta la prensa de ayer.



“Si se piensa sobre la muerte como estar completamente quieto, entonces el mayor movimiento posible, correr, es lo contrario a la muerte y un signo de vida”, señaló Matin Creed, autor de la propuesta Work No 850 que tanta polémica ha suscitado. Para unos es una explosión de vitalidad. Para otros, una tomadura de pelo. Máxime, recordando que está patrocinada por la marca Puma, de artículos deportivos.

La pregunta, pues, es la de siempre: ¿Es eso arte?

Jesús Lens.

15 comentarios:

Paco Montoro dijo...

Creo que el arte es diferente para todos, lo que para uno es pura bazofia para otro es digno de admiración. Yo en eso soy bastante clásico, como en otras cosas, donde pongan a un Velazquez o Goya (por poner algún ejemplo) que me quiten todo lo demás.

saludos

Jesús Lens dijo...

Paco, y como corredor, ¿cómo ves lo de la Tate y esa performance tan peculiar?

Fondo Norte dijo...

El arte, como dice Paco Montor, es muy subjetivo. Yo conozco a pintores de brocha gorda que son auténticos artistas.

Y aunque no aporte nada nuevo, el arte es morirte de frío ;)

Antonio dijo...

En Tailandia vi unos elefantes amaestrados pintando y lo hacían bastante mejor que los famosos XXXXXXXXXXXX (seamos prudentes, nada de nombres)...

Anónimo dijo...

Pues lo de la Tate es una performance como otra más. Búsqueda de un supuesta boutade que cada vez asombra a menos gente, que reabre siempre el debate sobre los límites del arte y que, al menos, sirve para eso.
Sigo diciendo que Antonio López me conmueve.
Rigoletto

eltercero dijo...

¿Por qué originalidad y representación? Es que no se puede ser original haciendo representaciones, descripciones, etc. ¿Qué opinión me merece esa performance? ¿Estamos debatiendo sobre ella? Pues me merece una buena opinión

Jesús Lens dijo...

Bueno, Eltercero, me temo que el debate no es tal. Pensaba que el tema daría de sí, para discutir sobre el limite entre la originalidad y la tontería, etc. Pero bueno.

Subjetividad, por supuesto. Y a raudales. Calidad... siempre discutible, claro. Lo de López, por supuesto, impresionante.

Antonio, espectáculo memorable debería ser jajaja.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Esa performance es surrealista. Y en el surrealismo existe arte. La creatividad, como bien dices arte, nos interesa porque es ver las cosas de otra forma. Todo lo que tergiversar, dar una vuelta de tuerca la creatividad me interesa. Por tanto, ese patrocinio de Puma me parece excelente. No olvidemo que Puma está siendo la marca más vanguadista en diseño deportivo últimamente. Aquí en vez de elefantes pintando, podrámos poner toros y evitarles una muerte dolorosa.

María dijo...

Creo que hay imágenes duras y muy crudas, que chocan, y si el arte es llamar la atención pues bien, pero creo que eso más bien es el márketing, y... uff, no lo veo, mal gusto...

Jesús Lens dijo...

Estoy de acuerdo con mi Alter. me gustan la provocación y las cosas distintas, los riesgos. Los caminos nuevos y las vías sin explorar.

Meter corredores en un museo es raro. Surrealista. Dadaísta. ¡Viva el surrealismo y el dadaísmo!

María, es que sobre (buenos) gustos y colores... ¿qué hacemos? ¿Censuramos en base a los nuestros?

Paco Montoro dijo...

Me parece muy bien Jesús...correr es un arte...nada mas que hay que ver al Gebre...

pardillo dijo...

Se extiende la idea de que lo "mestizo" es, por si mismo, bueno, admisible...incluso que tiene un plus: si se declara que una obra es "mestiza" entonces tiene visos de éxito...supongo que se trata de la "interculturalidad" o algo semejante...pero los ejemplos de éxitos de la interculturalidad son muy escasos...una corriente cultural tarda mucho tiempo en asimilar (?cuánto ha tardado el jazz ¿ ...)otra corriente cultural y casi siempre da como resultado un nuevo concepto. No es una cuestión de gustos.

Para ir al grano:

? Corredores en un museo ¿... PUMA
? Imágenes impactantes ¿...You Tube
? Obra de arte ¿...¡¡ Pero qué imagen tan delicada y tan comprensible de la realidad la de Antonio López!! ... hace falta mucha inteligencia y una visión estética muy especial para... y ya me he cansado de escribir... asi que para resumir:

- En la imagen de la corredora frente a la entrada neoclásica lo que prima es el frente neoclásico, la corredora es un elemento extraño, por eso impacta.
- ya se me ha olvidado...otro dia...

Jesús Lens dijo...

Pardillo, un comentario (casi) tan surrealista como ese arte raro y mestizo jajajaja.

Déjate ver más por aquí.

Paco, mola lo de los tipos correindo y el atletismo en el museo. Correr es un arte y es estar vivos.

Mario dijo...

leyendote jesús sobre la película, he recordado que no hace muchos años Gus Van sant hizo un remake de Psicosis, plano por plano, y aunque no lo vi, las criticas fueron penosas. ¿que falto? no lo se porque no la vi.

Jesús Lens dijo...

Mario en este caso, el mismo director adapta su película. Lo de Van Sant debió ser una herejía, pero no la vi.