"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

RADICAL ROSALES

Dejamos la columna de IDEAL de hoy viernes...

Hoy se estrena en toda España la última y polémica película de Jaime Rosales, “Un tiro en la cabeza”, brutal título para un ejercicio cinematográfico que promete ser altamente controvertido y que, esperemos, provocará un virulento debate social que abarcará no sólo lo artístico sino también lo político y lo social.



Es posible que “Un tiro en la cabeza” no se estrene en los cines granadinos, pero parece que su director ha llegado a un acuerdo con los productores para distribuirla, también, a través de Internet, de forma que todos podamos tener acceso a la misma. El reciente debut de la película en el Festival de San Sebastián ya provocó extremas reacciones encontradas. Hubo críticos que se quedaron fascinados por la radicalidad formal de la propuesta de Rosales, a través de una filmación casi naturalista y a enorme distancia del lugar donde acontece la acción y, por tanto, sin diálogos audibles de los personajes. Otros, sin embargo, han renegado y pataleado públicamente contra lo que no sería sino un bodrio pretencioso e indigerible.

Rosales saltó a la fama el pasado año, cuando su película “La soledad” fue la gran triunfadora de los premios Goya (y escribimos sobre ello, en IDEAL, una columna llamada "La soledad. El Goya invisible"), para desconcierto de un buen número de espectadores que no habían tenido la oportunidad de verla, dado lo limitado de su distribución. Y, desde luego, es una película que, siendo difícil, se te incrusta bien dentro.



No hay nada más difícil para un creador que conseguir que sus obras provoquen sensaciones perdurables en el espectador. “La soledad” las provoca. Y a raudales, sin efectos especiales, únicamente a través de las interpretaciones y de la narración bifocal que hace Rosales, en un alarde técnico que le da excelentes resultados.



Además, en sus entrevistas y artículos, el director mantiene un discurso incendiario sobre el papel que el arte debe cumplir en la sociedad. Con motivo del estreno de “Un tiro en la cabeza”, que cuenta el siniestro atentado de Capbretón en el que dos guardias civiles fueron asesinados por dos sicarios de ETA, Rosales llega a decir que su película servirá para acercar posturas en la resolución del conflicto vasco. Ahí es nada.



Con independencia de que, una vez vista, la película me guste mucho, poco o nada; la polémica generada a su alrededor y los revolucionarios conceptos fílmicos planteados por su director me parecen de lo más sano y estimulante. Ojalá que este estreno genere, efectivamente, debate y discusión y el cine, como concepto, vuelva a centrar las conversaciones de la gente, más allá de Óscar, premios o recaudaciones de taquilla.



Si hablar es una de mis pasiones, hablar de cine raya en lo compulsivo, casi, casi en lo patológico. Y sólo por eso, cineastas como Rosales y Erice, Von Trier y Kiarostami, que no sólo dirigen películas, sino que tejen todo un discurso teórico y discursivo sobre el cine, me parecen esenciales, aunque reniegue de buena parte de su filmografía.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

Etiquetas: , , , , , ,

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese es el cine que a mí me gusta; el que sirve para algo más que soltar unas risotadas y luego si te he visto no me acuerdo. Me ha entrado una curiosidad tremenda de ver la película.

Buen día,

Claro

Bomarzo dijo...

Hermano, me gusta la provocar, me gusta los que provocan, pero no desde la víscera y el marketin sino desde la razón, desde la idea, con el argumento en la mano. Y este tío sabe hacerlo.
Gran entrada.

El Foces dijo...

He oido decir que humaniza (que rellena de algun sentido sus actos) a los asesinos, si es así habra que ver que modelo de humano utiliza, no seran los "parias" del Merida...

Nefer dijo...

A pesar de que no soy muy de cine español (lo sé, no tengo perdón), la tendré en cuenta.

Alfa79 dijo...

Jesús, a primera hora de esta mañana ya había leído tu relato-crítica de Rosales.

Para empezar: el viernes pasado disfrutamos en casa de "LA SOLEDAD" (aunque no con toda su intensidad; ya se sabe que las niñas, no dejan ni que te concentres). Una película MERECIDAMENTE GOYESCA (y yo soy pro-Goya).

En segundo lugar: he leído, escuchado, discutido (casi sufrido) sobre su última cinta "Un tiro en la cabeza". Aquí, habrá que ver y después hablar, pero el atrevimiento de su director es un mérito. Por ello, a los dos asesinados les llamaban "BEN-EMÉRITOS".

Un amigo mío me dice que: -otro día- te cuente una historia real, casi o muy similar al film de Rosales. Pero con un final, más feliz.

Y ahora, pues me contestas lo que te dé la gana.

Abrazos. Alfa79

Paco Montoro dijo...

Hoy por hoy, Jaime Rosales es el director de cine que mas me ha sorprendido en los últimos años. He visto sus dos primeras películas y esta la veré sin dudas. Ver su cine, es otra cosa diferente y no deja de ser cine, cosa muy difícil de hacer.
En la primera película, la imagen del asesinato al taxista, nunca se me olvidará, pues no la esperaba. En la Soledad, ese bus estallando con todas esas personas dentro (sin esperarlo tampoco) me dejó helado. Esa pantalla dividida y tan unida a la vez, esos diálogos....
Ahora se presenta Tiro en la cabeza, voy a procurar no leer nada sobre ella, para así recibir otro golpetazo que me haga reflexionar.
Saludos

Sielitolindo dijo...

Por favor, veamos estas películas, aunque sea por dejar de lado una rato a americanos salvando el mundo de aliens, terroristas árabes o peor aun: MALVADOS COMUNISTAS...rusos, vietnamitas.........

"la verdad está ahí fuera" po sal del armario ya y déjame viví!!!

Salud y cariño

Vane

El Foces dijo...

Querido Paton, aprovechando que en este blog se puede opinar libremente, respetando y no como en otros... digo que dije lo de la humanización y el modelo y si, así es. He tenido la suerte de leer el borrador del guion, nada dos paginas... y si, todo les va como a nosotros, los parias del mérida, paseos, cafeteos, folleteos... como dicen los criticos un exceso de cotidianismo, y pum.

Podia gastarme 4 euros y verla por Intenet, pues no, perdona, no. Sera una aburricion, poco o ningun guion, poco palabrerio y con el unico objetivo de ganar mucho dinero en pocos dias... hasta que aburra a demasiada gente...

Pues no, no admito que humanice a los asesinos.

Opino, no pontifico y mucho menos, denosto...

El Foces, otro monstruo de la galleta.

Jesús Lens dijo...

Foces, me resulta complicado hablar de a prioris, pero la película parte de un hecho cierto: un etarra es un hombre. Será alimaña, cabrón, hijoputa... pero hombre.

Hasta que no la vea, no opino sobre el contenido. Sobre continentes, me quedo con lo que dice Paco: muy sugestivo.

Pero una cosa sí tengo clara: Rosales no va por la pasta. Vamos, que como me decía Rash, esta película no la verá nadie y no ganará un duro. Al menos, confíamos en el debate. ¿4 euros por Internet? Oye, pues casi que si sé cómo hacerlo, la comprar.e

Sielito, otro cine es posible. Pero yo soy militante del cine yanqui. al menos, del buen cine yanqui. Y su televisión. Incluyendo Expediente X. Jajajaja. Oye me ha parecido ver que en Sevilla la han estrenado...

Alfa, ¿qué te contesto? Pues que ardiendo estoy por conocer esa historia. Y que "La soledad", impresiona. Más, si cabe, si la ves, solo, en una habitación de hotel.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Nada conocía de Rosales, pero siempre he estado a favor del cine como concepción crítica de una situación concreta y el terrorismo etarra es un asunto que a todos debe de interesarnos. Gracias amigo por dedicar tu columna semanal a asuntos que no tienen proyección fácil por otras vías.