"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

AMIGOS



Yo me fui primero. Un abrazo, un par de besos, un “nos vemos en Gijón dentro de unos días” y, sin una mirada atrás, salí de casa, tirando de la puerta, camino de Madrid, dejando a Lorenzo y a Rebeca terminando de preparar su equipaje antes de marcharse, ellos también, después de haber compartido una semana de charlas, proyectos, recuerdos, anécdotas, comidas, entradas y salidas.

Lorenzo y Rebeca vinieron de Santa Clara, Cuba. Y la pasamos bien hablando de lo divino y lo humano, viendo algunos de los documentales que, calentitos, se trajeron de la Isla. Organizamos un estupendo encuentro bloguero-literario con decenas de amigos y, después, compartimos birras, chistes y tapas en bares y terrazas de toda Granada.



Pero lo bueno siempre se acaba. Ellos tenían que continuar viaje y, nosotros, retomar la normalidad de nuestras vidas. Hoy, sábado, en casa, por la tarde, aún huele a la malanga y la yuca con que Lorenzo hizo su famoso Ajiaco (que no Caldosa, su hermana pequeña y pobre.) Aún se oyen los graznidos del Cuervo Reposado, retumban los goles de España y resuena el eco de los boleros que cantábamos, aquí sentados, con la Peña de los Calabacinos.

Menos mal que, cuando tiré de la puerta, el viernes por la mañana, me iba al encuentro de otro buen puñado de amigos. En este caso, a Madrid, a la sesión final del Advanced Management Program del exigente Instituto de Empresa que, a lo largo de buena parte de los viernes y sábados de lo que va de 2008, nos ha estado quitando tiempo, pero, a la vez, nos ha permitido no sólo aprender cosas distintas y abrirnos horizontes insospechados, sino, sobre todo, conocer a un puñado de personas que, con el discurrir de las sesiones de trabajo, nos hemos ido convirtiendo en colegas y amigos, en la sede de la Fundación ESNA.



Eran duras, las sesiones del AMP. Muchas horas concentradas, muchos temas y muy distintos. Y, siempre, requiriéndose la participación activa y la interacción de quiénes disfrutamos de ellos. Perdiendo el miedo al ridículo y echándonos al barro en muchas ocasiones, los colegas del AMP hemos terminado por conocernos muy bien, estableciéndose vínculos y nexos muy fuertes entre todos nosotros. Siendo muy distintos, pensando de forma muy diferente, viniendo de empresas muy variopintas y contemplando la vida a través de visiones muy personales; las extraordinarias relaciones generadas entre nosotros han culminado en Madrid, tomando tapas en distintos bares tras el acto de clausura del curso, en la sede del IE y, por la noche, bebiendo mojitos y margaritas en el Floridita, de clara inspiración cubana.



Es lo que tiene la amistad. Que nos despedimos en Granada de unos amigos cubanos para irnos a Madrid a terminar tomando copas con unos amigos granadinos en un bar cubano, cantando boleros, entonando el “Lágrimas negras”, bebiendo Cuervo Reposado y Ron Havana. Y charlando. Y riendo. Riendo siempre.

Cosas de la amistad.



Hoy debería estar en la Playa de Cabria, comiendo sardinas con la peña del baloncesto. Pero falló la logística. Quizá me podría haber quedado otro día más en Madrid, con los colegas del AMP. Pero estoy cansado y me apetece estar en casa, con mi Sacai, tranquilos, comiendo pasta italiana, viendo “Hermanos de sangre”, saliendo a correr un rato para, después, en el silencio de la tarde, dejar agradecido testimonio de tantos y tantos amigos que vienen a dar sentido a esta vida felizmente amable que la fortuna nos ha regalado. Una vida que tenemos la obligación, ética y moral, de aprovechar y disfrutar al ciento por ciento, exprimiéndole hasta la última gota de jugo. Aunque para eso, a veces y paradójicamente, haya que irse a dormir antes de lo que nos apetecería.



Un abrazo, amigos.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.


17 comentarios:

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Supongo que contento. Porque acabaste el tan traído y tan llevado Master. Y al mismo tiempo triste por la partida de Lorenzo y Rebeca. Pero tambien contento porque en pocos días volverás a encontrarte con los amigos cubanos - a los que me gustaría enviaras recuerdos míos y de Mati, pena que no nos hayamos podido ver otro día - y toda esa inquieta gente que formáis lo más selecta de la novela negra mundial, en Gijón. Un largo periplo amigo el que os queda a Sacai y a tí. Cuidado con esos abductores que suelen ser muy traicionares.

Jesús Lens dijo...

Efectivamente Alter. Por un lado, certificamos ese Máster. por otro, pesa la casa, tan sola, ahora. Pero efectivamente, en unos días estaremos metidos en una vorágine tremenda. ¡Qué ganas!

Los abductores, les daré tregua... desde el jueves que viene, aunque esta semana sólo trotaré y no iré a jugar al baloncesto.

Claro que les mandaré esos recuerdos. Faltaría más. Que estos días han sido un caos!!!

Anónimo dijo...

Pues eso, un buen descanso, un buen reeencuantro con tu casa y el lunes, nuevo. Digo, nuevo puteo.
Bienvenido y un abrazo.
Rigoletto

Anónimo dijo...

debisteis de pasar unos momentos realmente especiales con tantos amigos!!Como soy novat aqui,seguro que me he perdido muchas cosas pero quería decir que aunque no sé lo que significa,el nombre de Sacai me parece precioso,misterioso y enigmático...¡unico!!pues eso,que sacai y tú disfruteis de la tarde!
Olaya

Paco Montoro dijo...

Leer entradas como esta me da una buena inyección de vida. Felicitaciones.

Saludos

Jesús Lens dijo...

paco, es que a medida que nos hacemos mayores vamos teniendo pocas cosas claras, pero muy claras. Y una de ellas es que los amigos son lo más importante del mundo.

Olaya, poco a poco irás conociendo a toda la peña. Si hubieras venido a ese encuentro BIl los habrías conocido a todos de golpe.

Sacai es una palabrá en calé que significa Ojos y que para mí, para nosotros, tiene una significación muy especial. Sigue por aquí!!!

Jesús Lens dijo...

Rigoletto, pero el viernes... ¡¡¡au revoir!! por tres semanas.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Jesus, no paras. Tu si que sabes amortizar el tiempo (sera poque trabajas en una entidad financiera). Perdona por las no tildes porque tengo una PDA para quitarme el mono.

Alberto Bueno dijo...

Maravillosas esas últimas frases de cierre del post...

Un saludo

María dijo...

Me quedé con la foto del abrazo... preciosa...

Besos y sigue escribiendo para que te podamos leer...

María dijo...

Por cierto, capitán... sigue así...

Jesús Lens dijo...

María, la foto es muy ilustrativa. Hoy he puesto sólo fotos, que tengo trabajo, poco tiempo y un carajazo encima...

María dijo...

Eso del carajazo es común a todo ser humano con sangre en las venas a estas alturas del verano... y bueno, las fotos a veces dicen más que un artículo de 1000 palabras...

Jesús Lens dijo...

María, lo importante es que esas imágenes provoquen esas mil palabras. O diez mil. O cien mil. Será el mejor síntoma de que son buenas e impactantes.

¿Qué te parece como tesis?

María dijo...

Como tesis personal y analizandote un poco (ya que con esa última pregunta me has dado la autorización para que lo haga), me parece que eres una persona muy tierna y amigos de sus amigos, y bueno, la última foto es la que más me ha impactado, de hecho la he puesto de imagen del msn, es esplícita y dice cómo veo yo la vida (creo que el abrazo de un desconocido siempre es emocionante -aquí me he psicoanalizado yo-)... Besos, capitán...

Jesús Lens dijo...

Las imágenes deben provocar sensaciones, y éstas, si se convierten en palabras, excelente, como así está siendo... El MSM que no le pillo yo el punto. Ni al Facebook.

María dijo...

Normal, ni yo tampoco...