"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

QUERIDO JORGE:


¿Hubiera sido posible, hace unos años, que siquiera nos hubiéramos planteado a qué película ir esta tarde?



Personalmente, creo que ni la crisis financiera ni la amenaza de recesión económica mundial son tan sintomáticas de lo mal que va el mundo como el hecho de que hoy se haya estrenado una película protagonizada a la limón por Al Pacino y Robert de Niro y ni tú ni yo hayamos estado en las puertas del cine, a las cuatro de la tarde, golpeando las puertas para ser los primeros en entrar.

Llamativo. Esta mañana hablábamos lo mismo de ver la película sobre el Che que la de Woody Allen. Porque, la verdad, ¿esperamos algo de esa “Asesinato justo” que reúne a nuestros antaño idolatrados ídolos?



Yo no. Y cuando leo la reseña de Javier Ocaña en El País, se me quitan las pocas ganas que pudiera tener de ir a verla. Hablando del tándem protagonista, el crítico dice lo siguiente: “Asesinato justo, rutinario thriller policial de poso ultraderechista es la última demostración de su pérdida de rumbo... de modo que entre los tics de De Niro y el vozarrón de Pacino se llega extenuado hasta un rocambolesco desenlace con un truco de guión aún más barriobajero que las consideraciones éticas de la película.”

Manda huevos, ¿eh?



Podríamos haber barajado la posibilidad de ir a ver “Un tiro en la cabeza”, de Rosales, aunque después saliéramos del cine despotricando contra los intelectuales pijos. Pero vivimos en Granada y esas pelis no se estrenan en la Capital Cultural del Mundo Mundial.

Para comedias románticas del tipo Allen no tengo mucho cuerpo, la verdad. Y, bueno... que el resto de la cartelera está un tanto anoréxica, una vez disfrutada la delirante “Tropic thunder”.

Así que, amigo Jorge, aunque hoy han estrenado una película de De Niro y Pacino, lo mejor será ver a Benicio del Toro encarnando al Che, ¿no te parece?

¡O tempora, o mores!

Menos mal que el periódico sí trae una noticia cuando menos esperanzadora, cinematográficamente hablando. “Scorsese y De Niro: renace el idilio”. Parece que los dos perlas van a juntarse de nuevo, para filmar la historia de Jimmy Hoffa, un sindicalista-mafioso que ya fue interpretado por Jack Nicholson, en una película dirigida por el gran Danny de Vito, y que pasó sin pena ni gloria por las pantallas.



¿Podemos esperar algo bueno de este reencuentro? Para mí, Scorsese sigue siendo grande. El tema, promete y el material de partida (De Niro interpretaría al supuesto asesino de Hoffa) parece estimulante: un libro titulado “He oído que pintas casas”, que haría referencia a esos asesinatos por encargo que tiñen de sangre los lugares en que los sicarios matan a sus víctimas.



En fin, que nos vemos dentro de un rato, chato, para ver al Che de Soderbergh, ¿vale?

Pasa buena tarde.

Jesús Lens.




Etiquetas: , , , , , ,

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que no puede ser es que desistamos sin más, habrá que verla, y ya hablaremos del resultado. Ten en cuenta que Boyero aún no se ha pronunciado, y ese es el único oráculo fiable en cuestiones cinéfilas, que por cierto, a puesto a caer de un burro a Rosales y su tiro en la cabeza.

Jorge

Jesús Lens dijo...

Si hubieras querido hacer el Maratón... bueno. Es verdad. Vayamos a verla, pero luego nada de reproches del tipo "qué mayores somos" o "¿Te acuerdas de cuando..."?

¿Vale?

A Boyero me refería cuando decía que algunos habían dicho que "Un tiro en la cabeza" es un bodrio inaguantable ;-)

Aún asi, nos vemos a las 21.30.

Anónimo dijo...

Dejaos ya de tonterías e ir al cine ya, que os quedáis sin entrada, aprovechar y luego contadlo. Cuidado con las birras recordatorias de viejos tiempos en el Ríos.

María dijo...

Me has recordado en los tiempos de cuando yo era niña, recuerdo que siempre había unas colas en las puertas del cine, impresionantes, por ir a ver buenas películas, hoy, en cambio, pasas por las puertas del cine, y no hay nadie sacando entradas, yo creo que hasta la costumbre del ir al cine se está perdiendo.

Cuando fuí la última vez al cine, muy poca gente había en las salas, muy poquita.

Un beso, y muchas gracias por tu bonito comentario dejado en mi blog.

Lía Vega Erao dijo...

Ummm... me ha saltado publicidad habriendo el listado de comentarios... es normal? bueno... comentando ahora tu post... pues nada A veces la evolución humana evoluciona...

Anónimo dijo...

Eso, pitando pa el cine y luego nos contáis.

Buen día,

Claro

Anónimo dijo...

Quería decir... Buenas noches, que es medianoche y, como observaréis, estoy cuajá.

Claro

Sielitolindo dijo...

Bueno, bueno...

Perdón por reiterarme pero ¿vais a gastaros dinero en ver una película de presupuesto americano que cuenta la vida de quien puso a Fidel Castro ahí? VENGA YA!!! Esto es como leer los artículos sobre Palestina de EL PAIS sabiendo que se consideraba un periódico de izquierda pero el 77% del capital accionista son judíos...

En cristiano: que van a decir lo que les salga de los wuevos hacernos creer que le venga bien a ellos!!!

En fin...

Salud y Cariño

Vane

Jesús Lens dijo...

¡Ay! Como dice María, pasaron los tiempos de las largas colas para comprar una entrada. Vmos que no. Que se puede llegar con la hora al cine y comprar una excelente entrada.

Vimos "Asesinato justo" y sí, nos echamos unas birras en el Ríos, pero poco nostálgicas, que el presente es muy jugoso!!!

Sielito, no confundamos el cine con la vida ni con la política. El director del Che es un tipo muy competente, cinematográficamente hablando. Me apetece y mucho ver la PELÍCULA que ha rodado. Insisto, PELÍCULA.

Luego podremos discutir sobre el fondo, la forma, el mensaje, etc. Pero primero hay que verla. No me seas tan integrista como para denostar a las personas, los libros o las pelis sin conocerlas, leerlos o verlas. Eso me descorazona.

Jesús Lens dijo...

Bueno, integrista no es la palabra. Perdón. Digamos sólo visceral. ¿De acuerdo? La visceralidad, reservémosla para acciones creativas.

Nefer dijo...

Pues como esá la cartelera mejor ir al videoclub... la del Pacino y De Niro quizás no sea una gran película pero sólo por verlos juntos ya merece la pena (aunque yo soy más de De Niro que de Pacino), y la del Che...mmm, tengo mis reservas, no me gustan las biografías pero por ver al Del Toro.. no sé.. dependiendo de tu reseña.

Saludos.

Alfa79 dijo...

Desde luego que Robert de Niro y Sean Connery -para mí- son los dos mejores actores que tenemos en la escena internacional.

La pelicula del Ché no debe de estar mal, pero ya llevo demasiadas guerras encima. La de Rosales (aunque no esté en Granada debe de ser más reflexiva y comprometida. Y a mí, ese cine es el que más me gusta (recordaré "La soledad", "Solas", "Babel", "14 kms", por ejemplo).

Salud republicana. Alfa79