"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

ETERNOS MALOS

Escribíamos en IDEAL hace unas semanas que los malos molan. El Joker nos ha demostrado que sí. Que lo malos, cuando son malos de verdad, son extraordinarios. El Fotogramas trae este mes una galería de malos de película sobre la que basamos nuestra nueva encuesta de la Margen Derecha, que ya sabemos que ustedes la siguen.


¿Cuáles son los mejores malos, los más aterradores, memorables y siniestros de la historia del cine?



Ponemos diez. Pero pueden ser más.



Tienen la palabra.

Durante diez días, seamos malos...



Etiquetas: , , , ,

16 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Amigo Jesús, me encanta este post. Los malos (cuando son malos de verdad) suelen ser fascinantes. Podemos permitirnos el lujo de admirarlos en este espacio, ser una suerte de "dilettantes" de la perversidad literaria o cinematográfica.

Lo confieso: amo a los malos.

De los que citas en la encuesta (la he respondido, que yo sí miro el margen derecho), me gustan muchos. Tengo cierta debilidad por Norman Bates ("Psicosis"), me parece tierno excepto cuando coge el cuchillo de la matanza y se dedica a dejarlo todo echo unos peñascos. También por el protagonista de "El resplandor", aunque no me gustaría tenerlo como vecino. Pero hay tantos otros... Por ejemplo, el aristocrático, caballeroso y romántico conde Vlad ("Drácula").

Incluso, si hacemos una incursión en el mundo de los dibujos animados, adoro al capitán Garfio o al entrañable Pier-No-Doy-Una.

Son demasiados malos los que tienen un huequecito en mi corazón. Pero los quiero a todos por igual. Mis pequeños monstruitos.

Saludos.

Jesús Lens dijo...

Buen repaso, amigo Juan Antonio. En los malos sublimamos nuestra "bondad", creo. Y por eso son tan atractivos.

Jesús Lens dijo...

Echo de menos, ahora, a Harry Lime, el del Tercer Hombre. Un malo terrible!

Anónimo dijo...

La perversidad total en estéreo: Frank Chambers (J. Nicholson) y Cora (Jessica Lange) de El cartero siempre llama dos veces. Son perversos en la cocina (no se me olvidará la escena de la mesa de hornear: erotismo en estado puro, el deseo más salvaje en la boca de la Lange), perversos en la barra del bar, perversos en la casilla que ocupa él y perversos en el coche del marido.
Y Orson Welles en Sed de Mal. ¡Qué poli más corrupto y cabrón! Por no habalr del reciente cura de Los giraszoles ciegos, que es un malo, malo de la muerte (demasiado maniqueísmo le veo a la peli).
Rigoletto

Alfa79 dijo...

No sólo hay malos en las películas de terror. Aquí, Aníbal "Hopkins" está en la cúspide de la malicia (y la estadística de tu blog parece confirmarlo).

Pero ¿ alguien recuerda a Angela Channing o a J.R. ?

Alfa79

NARILA dijo...

¿ como se llamaba la doctora de ALGUIEN VOLO SOBRE EL NIDO DEL CUCU ? menuda " cabrona" y que buen papel ¡'¡'¡'¡'¡
BUENA IDEA JÉSUS .

Bomarzo dijo...

Me quedo con Jack Nicholson en "El Resplandor". Impresionante.

Solidodemente dijo...

No nos engañemos.
El malo mas malo de todos los malos es el lobo de Caperucita.
Lo digo seriamente, ese malo que se come a una pobre niñita que hace la travesura de no escuchar a mama.
Seguro que tambien hay una peli para el.

A. Romero dijo...

Yo he votado a Monsieur Verdoux, entre otros motivos por su alegato ante el tribunal. Y porque los malos sonrientes siempre son más terroríficos. Pero también me valdrían el M de Lang y Lorre, Michael Rooker en “Henry, retrato de un asesino”, el peculiar dúo de yuppies que componen Roger Bart y Richard Burgi en “Hostel 2”, Sergi López en “El laberinto del fauno” (el malo como mediocre incurable), Emilio Gutiérrez Caba como blandorro y perverso presidente de “La comunidad”, Narciso Ibáñez Menta, elegante cerebro criminal con batín en “El pulpo negro”, Christopher Lee como Lord Summerisle en la fascinante “El hombre de mimbre” (huid del remake con Nicolas Cage), por supuesto que la enfermera Ratched (a la que ha recordado Narila), Alex y sus drugos (me extrañan que no hayan salido), Boris Karloff como arquitecto luciferino en “Satanás” o como simpático profanador de tumbas en “Los ladrones de cuerpos” (dos de sus mejores interpretaciones), Paul Muni en “Scarface”, el grandísimo Erich von Stroheim en casi cualquiera de sus papeles, Bill Moseley en “Los renegados del diablo”, Clifton Webb en “Laura”, Ray Milland en “Crimen perfecto”, toda la galería de conspiradores hijoputescos de “Yo, Claudio” (cada cual con sus peculiaridades: el Calígula enloquecido de John Hurt, el Tiberio patético de George Baker o la siempre escalofriante Livia de Sian Phillips), Laurence Olivier como Ricardo Plantagenet y la cima de las fascinaciones infernales, el demonio que preside el monte pelado en “Fantasía” (cuya jeta, por cierto, era la de Edward G. Robinson).

Nefer dijo...

Ojú, pos a mi los malos no me suelen gustar mucho, pero pa malo malote yo me quedo con el gran Darth Vader de "Star wars"... y de los propuestos aquí he elegido a Joker, que me fascinó.

Manolo dijo...

Uff, después del comentario de A. Romero... me siento como esos toreros que sufrían la desgracia de tener que salir al ruedo después de que a Curro o a Paula le dieran por destapar el tarro de las esencias (lo presencié una vez en La Malagueta y el nombre del infeliz ingresó para siempre en el olvido mucho antes de que se apagaran los clamores del tendido).
A lo que iba, que después de este comentario tan rico y documentado es difícil hablar de los malos, pero no me resistía a rendir pleitesía al vampiro Lorre con su silbido criminal y a Harry Lime (ahí me has dado, Jesús). Te recuerdo que el diálogo que mantiene con Holly en la noria habla precisamente sobre eso, sobre las virtudes creativas de la maldad. Los Borgia, turbios, sanguinarios y crueles alumbraron el Renacimiento y los suizos, en siglos y siglos de paz y fraternidad... el reloj de cuco.
Seguiré pensando en los malos.

Alberto Bueno dijo...

Los peores malos son los retorcidos, siniestros y, lo más importante, inteligentes. Sirvan de ejemplo el de Saw o El Joker.

Un saludo

Alberto Bueno dijo...

Los peores malos son los retorcidos, siniestros y, lo más importante, inteligentes. Sirvan de ejemplo el de Saw o El Joker.

Un saludo

volandovengo dijo...

El último se te parece.

NARILA dijo...

GRACIAS A. ROMERO POR RECORDARME EL NOMBRE DE LA ENFERMERA MALDITA '''''''''

Jesús Lens dijo...

Amigo Volador, hablas poco, pero cuando hablas... qué arte.

Está claro que los malos excitan nuestra curiosidad, ¿verdad? El discurso de Harry Lime es de lo mejor que recuerdo en una película. El culmen del cinismo. Uf. Malos. Malísimos. Angela Channing. Qué jodidamente odiosa era.

Las que no he visto son las de Saw. Me dan miedo!!!

Ahora que en la encuesta, Lecter se lo lleva calentito. No es muy del gusto de Rash, pero Rash es raro. Como Lecter, paradópjicamente.

A mí el mal que me da mas miedo es que no tiene sentido y lógica o razón. Como el de Henry Lee Lucas. El mal aleatorio, frío y porque sí. Aterrador.