"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

JOGOS DE GUERRA

El 8 es sinónimo de suerte para los chinos. Por eso, las olimpiadas empezaron a las 8 del 08/08/08. Y, casualmente, esta bitácora cabalga hacia la visita 88.888. ¡Suerte para todos!
.
Qué imagen tan tétrica y difícil de asumir, la de Putin disfrutando en la inauguración de las Olimpiadas, mientras los ejércitos de Rusia pasaban a sangre y fuego a cientos, miles de georgianos, en los convulsos territorios del Cáucaso. En vez de tregua olímpica, los ex soviéticos han aprovechado los Juegos para desencadenar una nueva versión regional del infierno en la tierra.



Ya ocurrió en 1992, con las Olimpiadas de Barcelona y la guerra de los Balcanes. Como si la historia se empeñara en repetirse, mientras los espectadores disfrutamos de las proezas deportivas, veinticuatro horas al día, a través de las pantallas de televisión; un conflicto armado de carácter nacionalista, étnico, religioso y, sobre todo, geoestratégico, lleva la muerte y la destrucción a una parte del mundo que, de repente y por desgracia, salta a la primera página de los periódicos.



Lugares tan supuestamente remotos como Osetia, Georgia, Abzajia, Ingusethia o el Alto Karabaj nos traen ecos de materias primas y conflictos fronterizos, de minorías étnicas y religiosas, fronteras interesadas, gaseoductos transcontinentales y salidas al mar. ¿Derechos humanos? No. Cuando se trata de petróleo, los derechos humanos pasan a un segundo (o tercer, o cuarto) plano.



Mientras Estados Unidos y Rusia siguen golpeándose con los coletazos de la Guerra Fría, Europa parece haber reaccionado con celeridad y Francia, que ocupa la Presidencia de la Unión este semestre, ha puesto toda su diplomacia al servicio de un alto el fuego que, de momento, parece haberse alcanzado. A ver lo que dura. Y la ONU, como siempre, apagada o fuera de cobertura.

¿Quiénes son los buenos y los malos en este conflicto? Pues depende. Todos. Ninguno. Pareciera que, al no estar Bin Laden y Al Qaeda de por medio, no supiéramos cómo posicionarnos o qué opinar sobre el conflicto, más allá de lamentarnos por la suerte de las víctimas inocentes. ¡Menos mal que nos queda China, para lavar nuestra conciencia progresista!

En las últimas semanas, a medida que se acercaba el 08/08/08, han arreciado las críticas hacia China, el COI, la decisión de organizar los Juegos en Pekín y, últimamente, incluso hacia los jugadores, por tomar parte en los mismos. Nunca he sido partidario de separar lo político de lo deportivo. De hecho, pocas cosas más vergonzosas que ese consejo a los deportistas de que no hablen de política o de cuestiones sociales. Toda la vida criticando el raulismo dialéctico del “Sí bueno. Lo hemos dado todo, pero el fútbol es así” y ahora que algunos atletas parecen más receptivos al mundo que les rodea, les mandan callar. Imperdonable.



La de China es una dictadura férrea, oprobiosa y terrible. Una dictadura que ha pasado, sin solución de continuidad y a una velocidad de vértigo, de un supuesto comunismo al capitalismo de estado más feroz, en la que las castas partidarias y partidistas lo son todo. Ahora bien, el hecho de que se celebren las Olimpiadas en Pekín, ¿tiene alguna repercusión o influencia en la sociedad china y en sus rectores políticos? Cuando se concedió la organización de estos Juegos al país asiático, se hizo bajo la suposición de que dicho evento contribuiría a la normalización democrática del país.



No ha sido así. Sin embargo, los Juegos, con la parafernalia del accidentado recorrido de la antorcha olímpica incluida, están sirviendo para arrojar mucha luz a las contradicciones del represivo sistema chino que, sin el escaparate de las Olimpiadas, estaría cometiendo, posiblemente, más desatinos contra sus ciudadanos. Tanto Steven Spielberg y su renuncia a trabajar en la jornada de inauguración por el apoyo chino al régimen genocida de Darfur; como Reporteros Sin Fronteras, Amnistía Internacional y demás asociaciones están aprovechando el pebetero olímpico para exigir las deseables y anheladas cotas de democracia, libertad y transparencia en el gigante asiático.



Lo que no parece de recibo es, sin embargo, que botarates como el Bush de Guantánamo, Irak y su Justicia Infinita acudan a Pekín a hablar de derechos humanos. Siempre me ha resultado muy significativo que, quiénes ahora defienden el boicot a China, nunca hayan opinado lo mismo de las Olimpiadas yanquis, en los años del genocidio que, bajo su tutela e inspiración, se cometió en tantos y tantos países de América Latina, por ejemplo.



Así las cosas, mientras tenemos concentradas en Pekín nuestras dos miradas: la deportivo-fascinada-admirativa por un lado, y la responsable-hipercrítica por otro; los rusos y los americanos se enzarzan en la guerra de Georgia, los kurdos matan a ocho soldados turcos, el primer ministro tailandés, acusado de corrupción, se exilia en el Reino Unido y, por supuesto, miles y miles de africanos se siguen muriendo de hambre y sed todos los días.



¿Es realmente un escándalo lo de Pekín 2008? Posiblemente. Pero, por desgracia, no es sino otro más en una larga serie de agravios e indecencias internacionales que demuestran que, por desgracia, el hombre no sólo es un lobo para el hombre, sino también una hiena y hasta un buitre carroñero de la más baja estofa.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.



13 comentarios:

Alfa79 dijo...

Por "fortuna" estimado Jesús, parece ser que la guerra y la muerte realizarán un parón indefinido. De momento.

Ninguna objeción a las conclusiones de este buen artículo (hoy no polemizaremos... jejeje).

¿ Es un escándalo lo de Pekín-08 ?
Creo que "fue" un escándalo la cesión internacional, pero en su día. Hoy, creo que lo que es un desastre es la persistencia en los errores históricos. De todo tipo.
No tenemos arreglo. ¿ O sí ?

Alfa79

Bomarzo dijo...

Pero en el mundo seguimos riendo las gracias de todos. He de reconocer que tu optimismo y ese voto de confianza que pediste en mi blog a la Unión Europea ha funcionado. No creía que pudiera pasar, pero olvidaba que es Francia y su mediático presidente quien está al frente de nuestro continente.
Saludos, hermano.

Lía Vega Erao dijo...

Haya PAZ, hermanos... haya PAZ...

Salud, saludos...y PAZ.
Siempre vuestra... Lía.

Alberto Bueno dijo...

Francia, no la UE, por más que nos empeñemos...

La conclusión final acertada y demoledora. Homo homini lupus, de eso no hay ninguna duda. Suscribo tu artículo.

Un saludo

Jesús Lens dijo...

Paz. Hermosa palabra... cada vez con menos sentido y significación, amiga Lía.

Alberto, Francia ostenta la presidencia del semestre de la UE y, nos/les guste más o menos, es dicha presidencia la que ha llevado la negociación en nombre de la UE. Bienvenidas sean esas gestiones, en cualquier caso, que han desembocado en un esperemos que largo Alto el Fuego.

Alfa, no polemizamos... Por un lado me alegro. Por otr, echo de menos tu prosa afilada, tu perspectiva y tus argumentos. Que las mejores discusiones son las que se tienen con los mejores amigos.

El Foces dijo...

Paton, buen artículo, en tu línea.

Y he estado enterándome y me "enterao" de que una parte de Osetia bombardeo Georgia, que los georgianos respondieron invadiendo Osetia... y que los rusos invaden Georgia para "salvar a Osetia" y de paso machacar a los georgianos y que... yo que se majete...

Por mi que les vayan dando...

Paco Montoro dijo...

Buena entrada que invita a la reflexión. En el mundo siempre habrá guerras y dictaduras, por desgracia. ¿Que los juegos no debería de haber sido en China?, pues si, pero ahora ya es tarde. El COI es el único reponsable. Por lo pronto los JJOO van por el camino correcto. Esperemos que en la marathon, ningún estúpido la tome con el atleta(caso de Atenas), el deporte nunca debe de ser mezclado para reivindicar nada. El deporte es lo que, hasta ahora, nos une a todos.
Saludos

Jesús Lens dijo...

No Foces, no. Que les den, no. Porque a quiénes les dan es a personas como esa señora, nunca a los mamones que deciden, sobre un tablero, cómo mover las piezas de la guerra.

Paco ojalá que los Juegos sigan como hasta ahora, efectivamente.

Alberto Bueno dijo...

Con presidencia o sin ella, Francia siempre es el director de la orquesta.

Que lejanos quedan los tiempos en el que el mismo que decidía iniciar la guerra, era el que se situába al frente de sus tropas... Igualito que ahora, vamos.

Jesús Lens dijo...

jajajaja. Alberno, no veo yo a Napoleón al descubierto, precisamente. pero sí. Antes luchaban y morían soldados. Ahora son los tecnócratas los que aprietan los botones y los civiles los que mueren...

Alfa79 dijo...

Jesús: la prosa "afilada" volVERá.

Por cierto, soy un "afrancesado" confeso y convencido. Sarkozy (en este caso) actuó como presidente de turno de la Unión Europea.

¿ Serán los valores republicanos de Francia los "culpables" de esta valía y reconocimiento ?

Incidiré más adelante. Alfa79

Anónimo dijo...

Jesus, un poco mas lejos, 1882 mundial de futbol en España y guerra de Malvinas.
Siempre se jode el mismo, el pueblo de a pie. Rodolfo

Anónimo dijo...

todos balen porquieriacomo eran capases de maltratar tanta jente k no tenia la culpa de sus atrosidades