"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

LA GUERRA BOLOÑESA


Una columna, la del viernes de IDEAL, que me temo no gustará a nadie... (Ni la música, en clave guerrero-porcino, con los Faith no More y su "War Pigs")

Al final, de la reforma universitaria, lo que más está trascendiendo en Granada es lo de los perros pulgosos, el encierro en las aulas liberadas -de higiene -y los enfrentamientos entre los estudiantes y el rectorado. En IDEAL, sin embargo, se vienen publicando una interesante serie de artículos sobre la cuestión boloñesa que ha puesto en punto de ebullición la parte más gallega de mi sangre.



Se dice que los gallegos, cuando tercian en una discusión, sostienen lo siguiente: “usted tiene la razón, pero al otro no le falta”. Y es lo que, me parece, pasa con esta historia. Entre los momentos más frustrantes de mi vida está aquél en que, por primera vez, entré en el despacho del letrado Eduardo Alcalde, a título de aspirante a pasante. Había terminado mi carrera de Derecho y quería ser abogado. Estuvimos charlando un rato y, casi sobre la marcha, Eduardo me puso en las manos un expediente. Un caso. Allí había demandas, contestaciones, reconvenciones, interrogatorios de preguntas, pliegos de posiciones... y todo ello me pareció un arcano indescifrable.

Sinceramente, para aspirar a convertirme en abogado, la carrera de Derecho parecía haberme servido de muy poco. Así, los profesores de los que guardo mejor recuerdo son los que nos invitaron a pensar por nosotros mismos, a razonar y a investigar. “El derecho hay que conocerlo, no recordarlo”, nos decía uno de ellos, en la antítesis de tanto altavoz parlante que se limitaba a dictar apuntes en clase.

Por desgracia, decir que la Universidad española es una fábrica de parados suena a tópico... que se acerca, y bastante, a la realidad. Por eso, llevar la Universidad a la calle, buscarle una dimensión más práctica y conseguir que los estudiantes, al salir de su facultad, no sean bichos raros, parece una reclamación con bastante lógica y sensata.



Sostienen los críticos de Bolonia, sin embargo, que las nuevas licenciaturas sólo buscan formar trabajadores prestos a incorporarse a los engranajes de un sistema ferozmente capitalista. En vez de contribuir a la formación de ciudadanos críticos e independientes, la nueva Universidad será una fábrica de producción en serie de currantes con orejeras, clónicos, sin alma ni personalidad.

Está claro que el modelo de Universidad arcaica de encerado, apuntes y lecciones magistrales no tiene sentido y que es urgente una actualización a los requerimientos de una sociedad avanzada como la del siglo XXI. Pero tampoco es razonable que los estudiantes terminen sus ciclos formativos superiores convertidos únicamente en carne de multinacional, traje, corbata y gomina.



Si hacemos caso de las enconadas posturas de unos y otros, parece que del cielo vayamos encaminados al infierno. O viceversa. Sin embargo, que los alumnos apulgarados amenacen a un Rector o propugnar que la Universidad siga siendo una fábrica de analfabetos funcionales, es inadmisible. Convertir las aulas en centros de formación de las empresas, también. Imagino que entre ambos extremos, siempre fanáticamente radicales, habrá un punto de convergencia. ¿O no?

Etiquetas: , , , ,



Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

22 comentarios:

El Foces dijo...

Jesus, coincido, en cualquier caso solo los "mejores" se beneficiaran. Los demas, el titulo al cajon, y a buscarse la vida. por aqui tengo algun caso... y sin Bolonia.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Compañero, permíteme que me entienda en mi comentario a raíz de tu atinado artículo, que suscribo.
No conozco el Plan de Bolonia pero conozco el cómo y el por qué del actual mundo universitario porque lo he sido. Y hay que decir que la Universidad cada día es más un mundo endogámico y, por tanto, cada vez más alejado de la realidad, a pesar de los puntuales esfuerzos que existen para que no lo sea. La realidad es que el nivel cultural, educativo e incluso técnico está cada día más depreciado y algo hay que hacer. LO que tu comentas que te ocurrió en un despacho como pasante es la realidad más absoluta y, en el caso del derecho, -que también fue esa mi licenciatura- es demencial la difrenciación entre el ámbito educativo y el real, pero es muy común que así sea en las demás especialidades.
NO sé que aportará o qué quitará Bolonia, pero la Universidad necesita una transformación. Debería ser lo que siempre ha debido ser: lugar de conocimiento y preparación para asumir las cuestiones que exigan más preparación en la vida real, pero sin olvidar que el universitario debería ser también un individuo -o una individua- culto, y no un analfabeto incorregible. Aunque tampoco apuesto porque sea carne de cañón capitalista.
Por cierto, tambien dicen que si te encuentras a un gallego en mitad de una escalera, nunca sabes si sube o si baja, ¿conocias ese dicho?.

Jesús Lens dijo...

Lo que dice José Antonio es una verdad como un castillo: no es sólo que centenares de alumnos salen de la Universidad sin saber hacer la O con un canuto en su especialidad, es que apenas si se llevan una pátina de esa cultura que te convierte en Persona del Renacimiento que defiende una sección de la Guerra Boloñesa.

Perdonen, pero no. Eso es mentira.

De las aulas universitarias salen personas que no saben escribir, que emborronan papeles de faltas de ortografía y a los que los cinco años (o siete, o diez) de carrera sólo les han tenido apartados de las colas del INEM, comiendo la sopa boba de los padres.

¿No quieren mercantilizar la Universidad? Estupendo. Pues que potencien las Formaciones Profesionales, en serio. A ver de qué van a comer los centenares de licenciados que salen de la facultad con una mano delante y otra detrás, con títulos que no les sirven para nada.

Luego, por supuesto, hay otros estudiantes para los que las Universidad es capital. Pero mayormente porque se buscan la vida por su cuenta, se pelean por hacer prácticas en empresas y, sobre todo, se gantan 15.000 euros en hacer un Máster que les revalorice los años universitarios.

El Foces dijo...

Flores, Flores... le preguntas lo de la escalera a un casi, casi, gallego?.

El Bolonia, por lo que se, contempla practicas en empresas (lo que no es nuevo). La desconfianza aparece cuando recuerdas los colaboradores sociales, los becarios, hasta los voluntarios... solo fueron y quizas sigan siendo, mano de obra barata o gratuita y poco mas... Ah! y habria que ver si esas practicas serían subvencionadas. Si los sindicatos fueran sindicatos podrían opinar...

Jesús Lens dijo...

Jajajajaja. Lo de la escalera sí lo sabía. Y había otra máxima, más o menos: "Dios es bueno, pero el demonio no es del todo malo".

Los gallegos, cuando se ponen...

Mirad a fraga, el gallego más gallego.

Jesús Lens dijo...

Las becas. ¡Qué palabra! Las becas son el resabio de esas carreras inútiles. Es que a las empresas hay que pagarles por formar a personas que llegan a la oficina sin haber usado en su vida un procesador de textos o un power point. Y no hablemos de hojas de cálculos.

Una empresa, lo primero que tiene que hacer con un becario, es inflarlo a formación. Práctica. Así pasa lo que pasa, claro.

javi dijo...

Joder, Jesús, lo has clavado. Son los dos polos de la Universidad. Pero predomina más la idea de "fábrica de analfabetos funcionales". Yo acabé mi licenciatura en 2001 y créeme, el ambiente era insostenible, en una carrera supuestamente de "letras", en las que nadie leía, en las que la gente se mataba por resúmenes de libros de lectura obligatoria, de apuntes que sólo memorizaban, de interminables conversacones de Gran Hermano, al amparo de unas cartas en la cafetería, de una carencia absoluta de interés, sentido investigador y literario... y ¡zas! Tras 10 años algunos o casi todos han acabado. Ya les vale, pues con 4 años era más que suficiente, porque tener una licenciatura hoy día es una auténtica gilipollez, es un trámite que cuesta muy poco esfuerzo y tienes dos opciones: o te dejas llevar o te "autocultivas",si tienes la suerte de tener un mínimo de inquietud y si tu entorno social y familiar te lo permite. En cuanto a los profesores, mejor no hablo, porque excepto dos los demás son de pésimo recuerdo. Simplemente, para ilustrar esta opinión, decir que en los comentarios poéticos del Romanticismo inglés, no había lugar para la creatividad, la diversidad de opiniones, había que analizarlos con "platillas" desde el punto de vista formal y de contenido, vamos, decir lo el profesor de turno quería que pusieses. En el romanticismo!!! con el opio!!! la absenta!!!! ¿Acaso Blake dijo cómo había que interpretar sus obras?
Sí, la universidad necesita un cambio radical. Disculpen el ladrillazo

Anónimo dijo...

Tengo un amigo que fue profesor de la Universidad de Granada y lo dejo porque los propios profesores (funcionarios) no querían que nadie del mundo de la empresa les aporte su visión y les haga ver sus vergüenzas.
Este amigo es uno de los mayores especialista de España en Estrategía Empresarial y sus conocimientos han quedado para el y para los asistentes a los master que imparte.
Lo que quiero decir con esto es que los primeros que tienen que cambiar son los profesores y fundamentalmente los hijos enchufados de antiguos catedráticos que en la Universidad de Granada son mayoría.

javi dijo...

Faith No More, pedazo de banda!!! Mike Patton es la caña!!! El disco King for a Day, Fool for a Lifetime, es una tralla!

Alfa79 dijo...

Jesús, has escrito un artículo muy acertado, sobre todo en cuanto a la definición del universitario de hoy en día, así como de sus expectativas de futuro.
Afortunadamente hay bastantes que se salvan de la "quema". Pero son los menos.

Yo estuve estudiando FP de 3er grado (te hablo del año 86-87) y mi curso estaba lleno de licenciados en todo tipo de carreras. Y después de aquello, casi todos salieron colocados y con múltiples ofertas -y variadas- de trabajo.
La FP es el futuro y hay que potenciarla decididamente.

Respecto al "Derecho", pues ¡que quieres que te diga...! no pretendo ser pedante ni engreído (aunque a veces lo parezca), pero he conocido a montones de abogados (de secano) que me mostraban "escritos" y solicitudes varias con unas faltas ortográficas y gramaticales que ... me entraba la vergüenza ajena. Y me ponía hasta "colorao".

Muy buen artículo. Saludos. Alfa79

Anónimo dijo...

Es indudable que hay que hacer un esfuerzo para acercar la formación universitaria a las necesidades reales del mundo al que los universitarios se van a enfrentar. Que esto vaya en detrimentro de una formación integral del alumno dependerá de la forma en la que se haga. En cualquier caso, tampoco con la actual Universidad creo que se estén formando esos ciudadanos cr´ticos e independientes a los que te refieres, más bien al contrario, adocenados en la mediocridad, sin interés alguno por lo que, en teoría, estudian

Jesús Lens dijo...

Javi, ojalá que metas más "ladrillos" tan cargados de sensatez y experiencia como ésos. El mejor reporte de una columna es que genere estos debates.

Como dice Alfa y algún anónimo ¿dónde está esa formación integral y humanista que defienden los Anti-Bolonia?

Un amigo que está estudiando su segunda carrera venía de hacer un examen esta mañana. El profe, del que habla maravillas, les ha preguntado algo así como "El nacimiento de la propiedad privada a través la película 2001"

Un profesor imaginativo que, por cierto, quiere que sus alumnos sepan hablar en público, hacer presentaciones en power point y relacionar conceptos y materias.

Un profesor que, según él mismo, está adaptado a Bolonia desde hace cuatro o cinco años.

Para pensar.

Y eso sí, la endogamia familiar/personal es un drama. La guinda del pastel.

Jesús Lens dijo...

Javi, sabía que te gustaría el enlace con Faith no more!!!!!

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

De mis años universitarios tengo excelentes de algunos buenos profesores. Esos tipos que a pesar de perjudicarles son imaginativos y van contra corriente. Tipos con espiritú libre. De esos aprendí más, mucho más que de los que se limitaban a conectar el play y reproducir un día y otro apuntes y leyes, para que luego tu reprodujeras exactamente lo mismo. Y es cierto lo que dice Javi, el nivel totalmente ínfimo. Alumnos-as - en Derecho eso es muy apreciable -, con un porcentaje de pijismo alto, descendientes de familias "jurídicas" y a quienes tan sólo importaba una palabra: ¡¡expediente, expediente!!! Memorizaban hasta Filosofía del Derecho pero no era posible hablar con ellos o ellas de nada más. ¿ Leer un libro ? Qué pérdida de tiempo¡¡¡ ¿ Debater sobre asuntos profundos -algo propio de un universitario ? Qué pérdida de tiempo!!! Claro, hoy regentan grandes despachos -heredados- o son no sé qué de empresas engominadas. ¿Cultura? ¿Conocimiento? Para qué!!
Esa u otras historias parecidas explican la Universidad últimamente. Por eso, si viene un cambio, aprovechemos para introducir mejoras, para hacer al universitario lo que siempre debió ser: un hombre o una mujer de conocimiento, que aporte algo a la humanidad y no sólo a su yo. Perdón por el tocho, que no estoy en mi blog...

Alfred dijo...

Una de las cosas que se queja la gente es que con Bolonia la Universidad pasa a mano de las empresas y tal y tal..

Si dudamos de la fuerza de la Universidad, la desprestigiamos.

Con Bolonia, la Universidad debería ser fuerte y no dejarse en manos de intereses particulares. Que la empresa y la sociedad entren dentro del circuito universitario yo lo encuentro fantástico. El problema de esto és cuando se establecen relaciones de dependencia, entonces se muere.

Feel free to visit my blog, mis opiniones y reflexiones estan por ahí ampliadas (eso si, en catalan)

Firma, uno que ha vivido el proceso desde hace 7 -8 años.

andresrguez dijo...

NO a los supuestos beneficios para los estudiantes, que no son en realidad, ya que en algunas carreras de ciencias, es peor Bolonia, que el sistema antiguo.

Si a un Bolonia, pero con una financiación adecuada y no una financiación, que la mitad del presupuesto se quede en los respectivos rectorados....

Por cierto, desde hace unos años se ha implantado una PseudoBolonia en algunas universidades; como la UVIGO...y las protestas han comenzado ahora, cuando deberían de comenzar hace años, cuando entró el plan y no ahora justo cuando queda muy poco para que termine el plazo de adaptación.

Fondo Norte dijo...

Jesús, imagino que el amigo que comentas que está estudiando una segunda carrera (a lo mejor me equivoco), lo hace por placer.

A todos los que lo hacen por ese gusanillo, ¿que les parecería que desaparecieran ciertas carreras porque no tienen un enfoque o salida laboral concreta y no son económicamente rentables su mantenimiento?

En mi caso, y tal y como tengo entendido, cuando el plan de Bolonia entre en vigor, como diplomado no tendré acceso a un master, cosa que choca mucho con el reciclaje profesional que defienden las empresas y yo mismo como trabajador, y que imagino, defiende el plan Bolonia por el enfoque que le intentan dar.

Un saludo y buen finde a todos.

Jesús Lens dijo...

Fondo, dependerá del Máster ¿no? Pero es verdad que suena raro que, sin terminar la licenciatura, se vaya a hacer un Máster, que es un posgrado.

¿Qué carreras son esas que desaparecen con Bolonia?

Alfred, miraremos, que el catalán leído, aunque no lo hablemos en la intimidad, es comprensible con un poquito de esfuerzo.

Andrés que digo yo que la financiación siempre es esencial, en Bolonia y en cualquier lado.

Alter, este blog es tuyo. Faltaría más. Lo que quieras decir y hasta donde te quieras extender, con libertad total.

Te doy la razón. Hay buenos profesores, por supuesto y afortunadamente. Son los que marcan la diferencia. Pero falta más reciclaje e interés. Y el tema de los alumnos... un reflejo de la sociedad en que vivimos!!!

Fondo Norte dijo...

¿Te parecen pocas todas las carreras técnicas, las diplomaturas? Alguien que quiera una mínima formación, por ejemplo, en las materias del mundo empresarial ¿para que narices le vale una asignatura hueso como la econometría? ¿tendrán que hacer 4 ó 5 años de licenciatura, cuando además tienen un enfoque hacia la gran empresa y escaso a la pequeña o mediana? ¿Cuantas multinacionales hay en Graná y cuantas pymes? Que sean un poquito más realistas, no pido más.

Y un óptico, ¿tendrá que estudiar 4 ó 5 años de física para ser óptico?

Si habláis de una formación profesional, las diplomaturas dan una calidad superior a la fp y tienen una salida laboral muy aceptable, se contrata antes a un diplomado que a un licenciado por el motivo que para un mismo trabajo un diplomado puede prácticamente hacer el mismo trabajo a unos salarios bastante más interesantes, cógete cualquier convenio colectivo y observa las tablas salariales.

Un saludo.

Jesús Lens dijo...

Fondo, no te entiendo. Defiendes una sólida formación, pero no entiendes para qué sirve la economía. Por lo que dices, y desde fuera, la FP y las Diplomaturas se pisan bastante ¿no?

Pregunto, un óptico diplomado, ¿no tiene derecho a hacer un Máster de su especialidad, de haberlos?

Fondo Norte dijo...

Hablo de la asignatura de "econometría", para muchos, el hueso de LADE, no de economía.

Y de pisarse la fp y la diplomatura creo quedan bastante lejos, en contenidos, en formación, tanto del alumnado como del profesorado, en exigencia académica, por lo menos en el caso que conozco, la formación en el ámbito de la empresa. Si hablamos de prácticas formativas, las de fp se quedan en la mitad de tiempo que las diplomaturas y ni hablemos de remuneración o beca en las primeras.

Respecto a lo que dices del máster, es a lo que me refería, ¿por qué un diplomado no tiene derecho a hacerlo, o más bien, no lo tendrá? En la actualidad, y según tengo entendido, para ciertos máster, se necesita un consentimiento de la oficina del decano para que una vez superado el primer año, te autoricen el segundo, salvo que seas licenciado. Ya ocurrió para el título de gestor administrativo, que nos cerraron las puertas a los diplomados, quedando exclusivamente para licenciados. Conozco casos de profesionales (asesores) que con un fp le dan mil vueltas a cualquier licenciado, y es que el reciclaje profesional en muchos campos es muy exigente por los continuos cambios legislativos y el deseo de alcanzar un gran nivel profesional.

Ahora las academias y los centro de formación están que regalan los máster, homologados o no, con los precios por los suelos, algunos se pueden hacer a través de los créditos a la formación de la seguridad social, está claro que no son MBA, pero ahí están, y es que en dos añitos, nos cierran el grifo Jesús.

En la comunidad Canaria, el propio colegio de aparejadores (en concreto el de Lanzarote) en previsión a la futura desaparición de la diplomatura de arquitectura técnica por el plan de Bolonia, subió la categoría profesional de estos, los aparejadores, pasando a ser considerados arquitectos "en ejecución", teniendo prácticamente derechos similares a los arquitectos que estudiaron la licenciatura.

En algunos sitios se preparan para lo que viene, unos protegiendo los intereses de los perjudicados, otros intentando hacer caja en río revuelto.

No me extiendo más. Un saludo y lo dicho, buen finde.

Jesús Lens dijo...

Amigo mío, no te puedo decir cómo van esos entresijos ni hasta donde. Pero imagino que son temas a resolver en cada caso concreto, lo que no invalida la tesis de que la Universidad, como está ahora, no rula, no funciona.

No sé si Bolonia será la panacea, (ya no creo en panaceas) pero que hay que cambiar algunas cosas, creo que es indiscutible. ¿O no?