"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

FORGES, EL ROTO Y LA EUROPA QUE NOS VIENE

Forges y El Roto, geniales como siempre, sentencian sobre las razones para oponerse a las 65 horas, aquí y en la China.



Entradas relacionadas: 65 horas ni de coña y Doblada.





Etiquetas: , , ,

15 comentarios:

Alfa79 dijo...

Ay que me pisaste la viñeta Jesús ! jejeje
La iba a mandar por correo a todos los amigos blogueros. Y es que es buenísima (las dos), pero sobre todo la de Forges: GENIAL.

Y lo de la reverencia... ¡ qué puntazo !

Saludos desde las 37 horas y media (¿ ó son 65 ? ).
Alfa79

El Foces dijo...

Las 65 horas "obligadas" las hacen montones de trabajadores del comercio, por ejemplo, en los "super"... 12 horas al dia 5 dias y medio semanales. Y por menos de mil euros.

Esa explotacion no es obice, obstaculo ni valladar para que a esas empresas les concedan distinciones, galardones y otros ones con dos ...ones.

Pues no es chiste... Y eso ocurre en este pais ? Pues no lo sabia... !!! Xoder, que hipocresía !!! Xoder, que sindicatos de mierda !!!

Twister dijo...

Forges genial como siempre, en este caso parece que vamos por ese camino, acabaremos cantando el himno europeo en las aulas y en el trabajo...

Anónimo dijo...

Triste, pero cierto. Un saludo, hermano.
Bomarzo.

maria dijo...

Esto, sinceramente parece una letra del carnaval de Cadiz... alucino por la agudeza, por el saber rascar en la herida... que debe ser así... y los sindicatos... no los veo, sólo para "follonear"... va... no merece la pena darles más protagonismo, porque no se lo merecen...

Besos...

El Foces dijo...

Me da la impresion de que europa vuelve a ser lo que era, un mercado y nada mas. Bueno, debemos asumirlo, nunca estuvimos engañados es que nos empeñabamos en ser personas europeas y europa solo son "cosas".

Alberto Bueno dijo...

Forges es el auténtico crack. Buenísima esta viñeta.

Otro humorísta gráfico que me gusta muchísimo es Ramón, cuyas viñetas podemos ver todos los dias en Ideal.

Un saludo

Nefer dijo...

No se puede expresar mejor.. Forges es un crack!

Jesús Lens dijo...

Pues sí. Firges-genial-como-siempre (Twister me entiende) cuando da en el clavo, lo borda. Aunque reconozco que muchas veces me gusta más la aridez y sequedad de El Roto.

Pero son dos viñetas indudablemente elocuentes.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Comentaba esta mañana con un compañero de trabajo que las formas medievales parecen estar imponiéndose. Se suprimieron los derechos de pernada, el diezmo y otras humillaciones, pero parecen se estén desarrollando otras. Las conquistas sociales no son eternas. Miras para otra parte y al minuto siguiente observas que arrebatan una. Resistencia.
Decidídamente, el poder sigue sieno el privilegio de unos pocos a costa de otros muchos.

maria dijo...

No se... todo esto es muy complicado. La inestabilidad económica y social es crispante para cualquier hijo de vecino, pero parece ser que sólo potencia la oposición económica... porque aquí nadie da soluciones objetivas.

Jesús Lens dijo...

Hace unos días leí una frase lapidaria de Chris Stewar, el ex batería de Génesis que vive en las Alpujarras y que venía a decir que estamos tocando el violín mientras el mundo se va a pique.

Por momentos, creo que sí. Y no soy pesimista, pero vamos dando paso atrás que cada vez son más aterradores, como dice José Antonio.

Quizá nos tenga que sobrevenir una catástrofe para que veamos la lucidez, María. Porque otra cosa... estamos poniendo tiritas a heridas por las que se nos escapa la vida a chorros.

maria dijo...

Jesús, tienes tanta razón que se me eriza la piel. Pero cómo gritar, cómo saber luchar... no puedo... Saber el cómo de grande debe de ser esa tirita para curar esta gran herida y mirar cómo sangra... eso es lo que me jode... porque el poner una tirita más pequeña hace que la herida sangre más. Triste es, sin duda alguna.

Anónimo dijo...

El problema, María, es que el enfermo sangra por múltiples heridas y no sé si hay vendas para tapar todos los flancos.Lens

maria dijo...

Y miro... y no puedo hacer nada... triste, eh?
Impotencia... esa es la palabra