"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

EL RUKIKI, COLORAO

La columna de hoy viernes, en IDEAL, sobre un tema de bastante actualidad...

No. El rukiki no es el nuevo single del inefable Rodolfo Chikilicuatre. Ni una receta de Arguiñano. No. El rukiki es eso que hace moverse al mundo y que, de un tiempo a esta parte, empieza a escasear de forma alarmante en buena parte de los hogares de este país.


El rukiki se ha teñido de rojo en los últimos meses y por su culpa, cada día nos desayunamos con noticias más preocupantes y desalentadoras. De la desaceleración de la demanda de los productos de Zara a la brutal bajada de la venta de coches. Del nuevo boom de las empresas que se dedican al cobro de morosos a la proliferación de esas reunificadoras de deudas que, habiendo traído de nuevo la usura a nuestras calles, contratan el supuesto progresismo de Imanol Arias para darse una pátina de legitimidad. (Les dejo enlazado el excelente artículo que sobre este tema publicó en IDEAL Manuel Pedreira hace unos días: Usureros del siglo XXI)


Porque si aumenta el paro, suben los precios, crecen los tipos de interés y el Euríbor se dispara; el rukiki empieza a faltar. Esta Semana Santa ya se ha notado. Quiénes se han quedado en su ciudad han visto que no se llenaban los restaurantes y los que han salido de viaje se han encontrado sospechosamente solos por esos mundos, en unas fechas en que era habitual toparse con grupos de turistas españoles, en cualquier rincón del mundo. De hecho, muchos empleados de la construcción han tenido que hacer la campaña de la aceituna y los bares con menús del día están despidiendo a parte de su personal porque cada vez hay menos clientes.



Lo malo con el tema del rukiki es que quienes mandan, o están en Babia o nos están engañando. Porque, aunque haya mucho de mediático en el tema de la crisis, cada vez más gente no está llegando a fin de mes. Y, es verdad, buena parte de esta situación es consecuencia de ciclos económicos internacionales ante los que un gobierno tiene muy poco margen de maniobra. Pero ¿qué pasa con el superávit fiscal? ¿Y con las políticas de I+D+i que nos mantienen en la cola de los países de nuestro entorno? Más aún, ¿qué han hecho los grandes beneficiarios de estos años de pelotazo, ladrillo y comisiones? ¿En qué han invertido ese 20% de beneficio anual que reportaba el jugar a las casitas en este decenio largo de inmoderados crecimientos sin límites?



Porque en el país con mayor número de billetes de 500 euros de toda la Unión, falta el rukiki. La pastiza. El parné. La guita. El dinero, o sea. Lo decía Manuel Romera, profesor del Instituto de Empresa, una de esas personas con la rara habilidad de llamar a las cosas por su nombre: al dinero, rukiki y a la burbuja... ¡explosión! Y lo decía cuando los demás callaban, disimulaban o miraban para otra parte; como pueden comprobar buscando el vídeo alojado al efecto en el Youtube. Vale. La crisis ha venido y nadie sabe como ha sido. ¿Y ahora, qué?

Jesús Lens Espinosa de los Monteros


17 comentarios:

Abel dijo...

No seré yo quien defina la actual situación por la que atravesamos, como crisis, desaceleración o bache.
No quiero que mi comentario vaya por ahí.
Se ha ganado mucho dinero en estos años atrás, al menos bastante gente lo ha hecho. Y habrá muchos que rememorando el cuento de la cigarra y la hormiga, decidieran dilapidar sus ingresos, y otros por el contrario los habrán puesto a buen recaudo.
Nos han hecho creer que nos merecemos y debemos vivir, no solo al limite de nuestras posibilidades económicas, sino incluso por encima. Y lo peor es que nos lo hemos creido.
Pero resulta que ahora llega el "invierno", y puede que encontremos la despensa vacía. Y lo malo no es que no podamos ir de comilona a los restaurantes todos los fines de semana, o que llenemos las casas rurales cada vez que hay un puente festivo, o que abandonemos el pais en busca de destinos cuanto más alejados y caros mejor, además de eso, lo malo será cuando tengamos que renunciar a los que creemos son derechos adquiridos, como cambiar el coche cada 5 años, que nuestros hijos se permitan todos los caprichos, que en nuestros hogares no falte ni el plasma, ni la Play3, ni la Wii, ni aire acondicionado, ni un largo etcétera.
Nos hemos creido que aquí podíamos atar los perros con longanizas y que no había que pensar en las "vacas flacas", pues parece ser que la realidad que nos espera va a ser bien distinta.
Y aunque los problemas económicos cada vez más son por causas globales, tambien hay una parte importante de responsabilidad individual y familiar.

Jesús Lens dijo...

Mucha razón tienes Abel. Ha habido mucha dejación de una actuación normal, como si el dinero creciera en los árboles o fuera consustancial a nuestra vida. Y, como dices, para cuando los ciclos cambian (y siempre cambian) deberíamos haber sido mñas previsores.

Ahora toca apretarse el cinturón. Y bien.

Alfa79 dijo...

Pues sí Jesús, el rukiki en mi casa está de capa caída (o en caída libre), pero no de ahora, desde hace unos cuantos años.

A nuestro amigo Twister le comentaba ayer el programa "Callejeros" de Cuatro que se emitió hace una semana. En él se visualizaba la gran urbanización de "El Pocero", en donde construyó miles de vivienda en Seseña (Toledo) y, casi el 99 % están vacías. La mayoría de las que se vendieron fueron adquiridas por usureros, especuladores y bolsilleros.

Yo, en mi caso, carezco de bolsillos.

Muy buen artículo amigo. Alfa79

Jesús Lens dijo...

Alfa, dará que hablar, espero. Pero sí, pintan bastos.

Abel dijo...

Lo malo es que a Paco el "pocero" entre unos y otros lo hemos colocado como paradigma de ejemplo a seguir, de como uno se puede hacer rico, siendo un especulador, un sinverguenza y careciendo de los más mínimos escrúpulos. Y éste tipo, que tendrá mucha pasta pero sigue siendo un gañán, y lo será hasta el fin de sus días, es solo uno de tantos ejemplos de ese tipo.
Porque si le echamos un vistaza a la ralea de gentes que plagan los programas de TV de máxima audiencia, tipo gran hermano,operación triunfo, la isla de los famosos, fama....son gente que no dudan en enseñar sus vergüenzas, si con ello logran financiarse su vida. Y lo malo no es que lo hagan, lo malo es que una parte importante de nuestra juventud cree que eso es una forma de vida.
Yo me siento muy alejado de esta sociedad banal, consumista y superflua, pues en mi casa he "mamao" que las cosas se logran con el esfuerzo, el sacrificio y la superación, y no vale todo con tal de lograr los fines. Desgraciadamente, parece que esta visión de la vida no es la más extendida en estos momentos.

Anónimo dijo...

Buen análisis. A ver si alguien se da por aludido.
Estamos hipotecados. En mi casa se trabaja para pagar las deudas del mes pasado.
volandovengo (que no puedo entrar de otra forma).

Fondo Norte dijo...

Si los gobiernos no son capaces de atajar estas situaciones de crisis o desaceleración ¿por qué no intervienen a los bancos como han hecho con tantas empresas?

Los bancos son los dueños del mundo, manejan el cotarro y se reparten el pastel. Ellos suben o bajan tipos de interés a su antojo fijando el precio del dinero, no los gobiernos, fijan las comisiones, los plazos de imposición, las inversiones donde hacerlas en que momento y cuanto, los excedentes de producción, el precio del petroleo, de la energía, y muy pronto, del agua. Son los dueños de las grandes empresas, de las grandes multinacionales, depositarios de las grandes fortunas y de las cuentas más míserables. ¿Como unos entes tan incontrolables y tan desdemocratizados pueden poseer el control de la economía de un país, de una región, o del mundo global, y por tanto, de las personas?

Banco mundial, banco europeo, reserva federal ¿Acaso son controlados por el pueblo?

¿Crisis? Para los bancos nunca hay crisis, sólo tenéis que ver las cuentas de resultados que publican trimestralmente. El mundo en recesión si, pero ellos ganando un 20% más en el último trimestre respecto al año anterior.

¿Que un banco va mal? Es absorvido por otro aún mayor, el dinero llama al dinero, el poder exige más poder. Y la rueda sigue girando... y el sol seguirá saliendo...

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Jesús, un excelente artículo, que además entra en cuestiones que parece no querer abordar nadie. Y suscribo lo que dice Abel, y añado: España, nuestro país, sigue siendo un pais bananero por mucho que queramos disfrazarnos de europeos. Me explico. Somos de pocas ideas y esas pocas son fugaces y cambiantes, de manera que cualquier lengua un poco hameliniana nos convence.Hasta ahora ha existido mucho interés - del gobierno, de las grandes corporaciones, de los bancos, de las multinacionales, etc- de que somos únicos, endiabladamente afortunados por vivir donde vivímos y poder gastar lo que nos dé la gana. Y claro, en una sociedad tan frívola y banal como es ésta, ha habido muchos años en los que verdaderos meapilas, gañanes, gente sin escrúpulos y vividores han ganado lo que les ha dado la gana en el ladrillo y lo que le rodea, a costa de evadir al fisco y engañar, en muchos casos, a mucha gente. Lo lamentable es que el gobierno ha mirado hacia otro lado. La caricatura de ver a un gañán, a veces encorbatado en un cuatro por cuatro, mostrando una imagen de superioridad ha sido vomitiva. Y claro, ahora se venden un 40 por ciento menos de cuatro por cuatro. Y eso por poner un sólo ejemplo. Por eso me gusta cada vez más la mecánica de blog como éste donde podamos opinar personas que - creo - estamos muy al margen de todo ese mundo material. Gente mucho más digna. Y nada tengo contra quien ha ganado su dinero con esfuerzo, honradamente, sin evitar al fisco, como nos han enseñando nuestros padres.

Nefer dijo...

Pues yo de rukiki ando escasita... gran post Jesús e interesante el debate que ha generado en el cual no entro porque tampoco entiendo mucho.
Saludos.

Rash dijo...

Pues como yo no se que hacer con mi dinero quiero hacer como mi idolo de toda la vida el señor Potter y hacerme con todo, incluida la vieja casa de emprestitos de los Bayley. ¡bwahahaha!

Fondo Norte dijo...

Ese es el problema, que hay muchos Potter y pocos George Bailey.

Twister dijo...

ME ha gustado mucho tu artículo Jesús, me da pena no poder comprar el ideal por estos lares, a lo mejor en algún kiosko lo tienen, tendré que preguntar...

Estos días ando algo perdido por la red, las tareas laborales me tienen estresado, demasiado trabajo, lo diré: odio el día de la madre, el día del padre, las campañas de belleza, los solares... y, perdonad, la madre que las parió. Sorry, me he desahogado.

Saludos, besos y abrazos para todos.

Anónimo dijo...

Hola Jesus. Gracias a tu articulo y los comentarios posteriores me he sentido en mi Argentina de los ultimos treinta años.
Tengan ojo si ven pateras vacias, los estan por echar de las Europas.
Un gran abrazo de Hermano. Rodolfo

paco Montoro dijo...

Jesús buen artículo y buenos comentarios de Abel, José Antonio y demás compañeros. Yo trabajo en la construcción y el trabajo está muy escaso, por no decir algo peor. Todo lo que ha habido estos años atrás es pan para hoy y hambre para mañana. Yo prefiero ganar menos todos los meses, pero ganar y llevar un sueldo a mi casa. Y no el despilfarro de trabajos a destajos, con mala calidad, malos materiales, pocos profesionales y muchas horas y sábado para comernos ahora las patas como los pulpos.
El problema es gordo, mucho endeudamiento, poco trabajo y todo por las nubes...esto va para largo...Un saludo

El Foces dijo...

Pues los que estamos "de pension" vamos de culo, !coño! suben las cosas de golpe, sin competencia... le tendre que dar la razon a los que criticaban la economia libre de mercado? al liberalísmo? Pues no les voy a dar nada, se lo voy a cobrar, obviamente con las subidas...

Anónimo dijo...

Los dos pilares de nuestra economía son el turismo y la construcción. La segunda ya va de capa caída y, está demostrado que cuando falla la construcción en España, todo es una reacción en cadena. El turismo empezará tb a resentirse pronto. Desde luego, el nacional, que tan excelentes frutos había dado en los últimos años con, por ejemplo, el turismo rural, va a darse de bruces en el suelo. Miedo me da lo que nos espera. No es por ser tremendista, pero lo veo chungo. Y con el endeudamiento de las familas con las superhipotecas, veremos a ver dónde acaba todo esto.

Buen finde amigos,

Claro

Jesús Lens dijo...

Muchos y largos comentarios. Me alegro de que en general haya gustado la columna. Son los temas que nos tocan a todos. El tema del rukiki nos tiene fritos.


¿Veis las calles? Todo se vende, se alquila, se traspasa.

¿Estamos tan mal como todo hace pronosticar?

Quizá habría que escribir más en extenso sobre ello...