"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

LA MARCA BLANCA DE LA CASA


Subimos una nueva entrada al Proyecto Florens, que en castellano suena mejor. El proyecto, ya lo sabéis, lo llevamos de la mano con nuestro Alter Ego, el intratable Corricolari. En este caso, va de fútbol.





Hace unos días, los madridistas se regocijaban grandemente –y, con ellos, una de las mitades de este Florens, dual y binario- con la noticia de que Raúl y Casillas habían firmado sendos contratos a perpetuidad con su club de toda la vida: el Real Madrid.


En un mercado como el del fútbol, en el que ser mercenario cotiza al alza, con jugadores como Anelka, Ronaldo o Vieri, desfilando por una infinidad de clubes, siempre a la búsqueda de la oferta más alta; da gusto encontrarse con noticias como la señalada, que te reconcilian con algo parecido al romanticismo y al amor por unos colores, por un club, por una afición.



Esta decisión compartida por Raúl, Casillas y el Real Madrid entronca con otra época gloriosa del equipo merengue. Eran los años de la Quinta del Buitre. Los Sanchís, Míchel y Butragueño eran ídolos de masas y ganaban las ligas españolas con una pasmosa regularidad. A sus puertas llamaban los clubes italianos, por entonces inmensamente más ricos que los españoles. Pero todos ellos se quedaron en el Madrid. Bueno, todos no. Martín Vázquez hizo las Italias... y no le fue especialmente bien en su aventura.



No estábamos entonces en los años de la globalización y el mundo todavía parecía grande. Aún así, en la decisión de los jugadores pesó enormemente el cariño por la elástica blanca. Sin morirse de hambre, por supuesto. No nos vamos a llamar a engaño y a sostener que con su decisión pasaran penurias, pero sí es verdad que renunciaron a mareantes ofertas económicas y que se quedaron en el Madrid más por compromiso con la Real Madrid que por amor a la pasta gansa.

Si Casillas se pusiera en el mercado, clubes como el Chelsea o el mismo Barça le darían lo que pidiese ya que su fichaje sería un triple torpedo en la línea de flotación de la Casa Blanca: por un lado, reforzarían la plantilla de un equipo rival con, posiblemente, el mejor portero del mundo. Por otro, se despoja al enemigo de una de sus piezas capitales. Y, en tercer lugar, se produciría un efecto mediático tan brutal que afectaría enormemente a la masa social del club, a la que quedaría un enorme sentimiento de orfandad, derrota y miseria.



Recordemos jugadas maestras en las que el Real Madrid fichó a jugadores como Laudrup, Zidane y, para su sección de baloncesto, a Petrovic o a Sabonis. Una auténtica revolución que, más allá de vestir al equipo blanco de smoking, desnudaba a sus mayores y más directos enemigos, haciéndoles más débiles y vulnerables.

Porque hay jugadores que son más que deportistas. Mucho más. Hay jugadores que son iconos que conectan con la sensibilidad de la afición, que representan los valores del club y con quienes es posible sentirse identificados.

Calderón lo ha visto claro y ha apostado por reforzar la imagen de una institución que también es más que un club, a través de la vinculación de por vida de dos de esos iconos: Casillas y Raúl. Jugadores bravos y comprometidos; pura pasión, fuerza, garra y determinación. Jugadores con los que la chavalería se identifica y a los que idolatra como a algo más que jugadores. El siguiente, más controvertido, será Guti, el artista del pase perfecto.



Porque Beckahm era muy guapo, Ronaldo era un fenómeno y Zidane un genio. Pero, en el imaginario colectivo de los madridistas, sus jugadores son los Casillas y Raúl que enlazaban con los Hierro, Sanchís, Míchel, Butragueño, Valdano, Santillana... de antaño. Jugadores que dieron sus mejores años de fútbol para un club que, después, se ha portado mejor con unos que con otros.



Posiblemente, ése fue el mayor error de Florentino Pérez durante su mandato como máximo responsable de la Casa Blanca: no haber sabido convertir a los jugadores más queridos y emblemáticos del Real Madrid en los protagonistas de las victorias del equipo. Su relación con Hierro fue tormentosa y siempre parecía reivindicar con más fuerza y cariño el trabajo de las estrellas mediáticas que él había fichado.

Jugadores como Raúl o Casillas, más allá de su trabajo y maestría sobre el terreno de juego, aportan a una entidad deportiva eso que ahora se conoce como “intangibles” y que ya hemos descrito antes: determinación, compromiso, garra, fuerza y amor por unos colores.



Que un club como el Real Madrid haya sabido capitalizar lo mejor de sus recursos humanos para dar continuidad a estos grandes jugadores dentro de la estructura de la entidad, incluso cuando dejen el ejercicio activo de la práctica deportiva; demuestra que se están haciendo las cosas bien, con criterio, talento y lógica empresarial. Porque el orgullo de pertenencia es uno de los logros a los que debe aspirar cualquier entidad que quiera ser realmente especial, singular y, sobre todo, grande.



La grandeza se empieza a construir, más allá de los logros deportivos, económicos o empresariales, desde el factor humano. Vivimos en tiempos vertiginosos y acelerados en que todo cambia a la velocidad del rayo. Por eso, las instituciones que quieran ser visibles, reconocidas, seguidas y respetadas, sin quedarse obsoletas, han de anclarse bien fuerte en el imaginario colectivo de las personas. Y para conseguirlo, más allá de un escudo, unos colores, un himno, un logotipo o un imagotipo; es necesario apelar a lo mejor del factor humano que hace posible el funcionamiento diario y cotidiano de la institución.

Antonio Jesús Florens.



23 comentarios:

Alfa79 dijo...

¿ Qué quieres que te diga Jesús ?

Soy madridista -pero, no forofo- y uno de los días más felices de mi vida "deportiva" fue cuando el Madrid ganó la 7ª. El gol/golazo de Mijatovic contra la "Juve" y el "peassso" de salto que dí desde el sofá ..... (todavía tengo un chichón en la cabeza):
¡ inolvidable !

Me quedó con Stielike, Shuster, Laudrup, Michel, Zidane y Hugo Sánchez. (Hay más...)

La suerte que tengo es que, mi 2º equipo es el Atleti de Madrid, y cuando vivía en la capital, disfruté como nadie cuando ví jugar a Shuster con los "indios". Increíble y alucinante (años 89,90) y estaba en el campo y "en vivo".

Abrazos desde "la rosa del desierto".

Alfa79 (preparando el "debate")

Alfa79 dijo...

Y ahora nos llega el Madrid y... "casca" por "culpa" de un tal ... "Casquero".

Nos quedamos con sólo 2 puntos...¡ ?

Saludos. Alfa79

Jesús Lens dijo...

Nos han dado bien, Alfa. Esta entrada debería haberla subido el día de la Roma, y lo dejé pasar. Pero si ya perdemos con el Getafe en casa...

El Proyecto Florens debe continuar, que el Real Madrid es más grande que el aquí y el ahora.

Anónimo dijo...

Jesus, creo uno empieza a disfrutar del futbol cuando logra olvidar los colores de la camiseta y descubre que los 22 jugadores mas los del rededor son todos unos HDP. que se agarran a patadas solamente por dinero. Mercenarios . Chau. Rodolfo

Jesús Lens dijo...

Rodolfo, eres un radical. jajajaja.

Twister dijo...

Rodolfo todos somos mercenarios, todos trabajamos por dinero y nos vamos donde nos pagan más, lo más normal es que el único apego que tenga el futbolista por la camista sea el sueldo, déjemonos de demagogia con le futbol.

Anónimo dijo...

Tenes razon twister, siamo tutti mercemario. Rodolfo. Pero basta de himnos nacionales y besos a la casaca. chau

javi dijo...

buff!! Jesús, que conste que lo he leído, lo cual ya reconocerás que es un esfuerzo, viniendo de un culé. Lo he leído, porque hay más verdades y objetividad que en el AS o cualquier diario deportivo, sea del color que sea. Es verdad, no me puedo engañar, reconozco que Casillas y Raúl merecen estar en un lugar muy alto del madridismo. Es verdad que ante tanta profesionalización del fútbol, esto es lo más parecido al romanticismo (que por cierto yo percibía o "creía" cuando era pequeñito). Una cosilla, por favor, no incluyáis a Guti en estos halagos, porque el señorío de los otros dos no lo tiene este... mucho pase, sí, pero poco estilo como persona, indeterminación e inconstancia
Saludos, blancos! desde el lado azulgrana

Jesús Lens dijo...

Bueno, mercenarios o no, nos gusta el fútbol, aunque no nos haga perder la cabeza, por suerte.

Javi, eres un culé ecuánime. ¡Qué alegría! Lo de la "indeterminación" de Guti ¿va con segundas?

Voy a trabajar en otro tema futbolero que ayer os avancé a Los Verdes. Y el Barça quedará notablemente por encima del Madrid. Ya veréis.

Mario dijo...

buen día el elegido para su publicación. Estos contratos vitalicios son pura operación de marketing, al fin y al cabo los contratos se hacen para romperse cuando hay un mejor postor, no obstante, si que venden el producto. ¿Pero no ha exisitido esto siempre? mirar a Di Estefano, o Del Bosque hasta que le dieron puerta. Tambien tenemos satisfacciones los cules de trasvases, ejemplo de Luis Enrique (deportista inmenso, maratoniano y triatleta) Samuel Etoo

Abel dijo...

Precisamente porque lo que abunda es el jugador mercenario, que solo se casa con Don Dinero, casos como los mencionados, resaltán más y conectan con la gran masa de populacho (sin matiz despectivo) que sustenta el negocio del futbol.
No soy un forofo del ¿deporte rey?, es más, creo que ni tan siquiera soy aficionado, lo cual no me ha dado pocos quebraderos de cabeza, cuando todo mi entorno laboral utiliza este tema como base del 80% de sus conversaciones.
Tengo que disculparme, pero no soporto los deportes de masas, cuando estos se meten con calzador a las masas. Ahora ya no solo hay partidos de futbol sábados y domingos, sino que en cada noticiario te cuentan en entrenamiento, las salidas al super, los escarceos amorosos de los jugadores. Tambien podemos "disfrutar" de la liga inglesa, la italiana...y alguna más divulgarán por TV.
Lo siento, pero es demasiado para mí.
Agradezco por tanto la visión humana del deportista balompédico.
Enhorabuena por esta nueva entrega del "Proyecto Florens"

Jesús Lens dijo...

Abel tiene mucha razón en que el fútbol la arramblado con todo y en que es cansino ver que la Información Deportiva es nada mñas que Información futbolística.

En el caso que nos ocupa. Raúl y Casillas han procurado mantenerse al margen de las cámaras en todo lo referente a su vida privada, cosa que también les honra.

Y aunque haya mucho mercenario, detalles como éste pienso que son para reconocer y destacar.

Pero que nadie se preocupe. El Proyecto Florens no tiene puestos sus ojos en el fútbol, precisamente.

Jesús Lens dijo...

PD.- Lo de Etoo fue una de las mayores cagadas de la directiva blanca de turno. Claro, como el camerunés no era galáctico-mediático...

Vivir para ver.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

El fútbol ya no es interesante. Lo es sólo para este tipo de reflexiones llevadas a cabo por Florens, en el sentido de analizar las relaciones, los gestos, los ciclos. Por lo demás, se trata de gente -que haciendo las excepciones que sean necesarias- bastante "flojita" en cuanto a alguna capacidad que no sea la de jugar bien - en algunos casos ni siquiera eso -; jóvenes multimillonarios -algo que no les culpo - y que poco interés tienen por casi nada. Luego, que hagan gestos que les honre como personas, ya es un avanze, algo que destaca este artículo. Y tres cosas de las dichas aquí con las que estoy de acuerdo, lo dicho por Javi en cuanto a Guti, que es una criatura bastante impresentabl, que además babeaba con Beckham - o como se escriba -; lo dicho por Abel en cuanto al empalago de fútbol en los telediarios, algo que ya es abusibo y toca...; y lo dicho por Mario en cuanto a la grandeza de Luis Enrique, que además comparte nuestra afición corricolari, y por eso - entre otras cosas - es una buena persona y un gran deportistas, además era el único que tenía alguna sangre en vez de billetera (acordaros ese arranque de rabia que nos puso a todos el vello de punta en los Mundiales o la Campeonato de Europa - que no lo recuerdo - ante Italia). Es posible que Florens algún día escriba sobre eso.

Jesús Lens dijo...

Florens escribirá algo parecido a "Una retirada a tiempo es una victoria" en que contrastará la retirada de herreros tras su triple providencial con la de Fermín Cacho, quien se empeñó inutilmente en prolongar hasta el absurdo una carrera ya terminada.

En otra entrada, Florens defenderá que hay vida más allá de la alta competición, reseñando el ejemplo que habéis dado de Luis Enrique, la evolución como maratoniano de Armstrong y la voracidad triatleta de Jalabert.

Anónimo dijo...

y escartin, y olano.

Anónimo dijo...

JESUS, mal dia elegiste compañero .
Vaya cara se nos quedó anoche. Esa jugada pasa en mi peña el sabado, y se estan riendo de nosotros to la vida. Totalmente de acuerdo contigo, el mejor madrid de to los tiempos "LA QUINTA DEL BUITRE". Esa gente sentía los colores, eran madridistas 100x100, y lo mas importante lo transmitian a la afición.No te olvides de JUANITO, la raza que tenía el tio.
Los tiempos han cambiado amigo Jesus, ahora esto está lleno de mercenarios, que vienen a meter la patita lo justo y a trincar to lo que puedan.
Quiero finalizar al mas puro estilo ultra "MENOS MILLONES MAS COJONES".

Pd.Que bien escribes cabronazo.

UN FUERTE ABRAZO DEL COMPAE.

Jesús Lens dijo...

Compae, es que ya pensaba que el texto se iba a pudrir. Y digo, mira. Que salga y que se joda el Madrid, si pierde en casa con el Getafe.

Qué razón tienes. Jugando al básket, cuando alguno anda festejando un triple y le meten un contrataque, le damos capones a cascoporro. Y eso que no tocamos ni a las primas de los terceros. Ni a las de los cuartos, los quintos... ;-)

victor dijo...

El Real Madrid ha sido siempre un equipo de clase y sobre todo de casta, y con un sentimiento muy patriotico (aunque simpatice con el barsa lo reconozco). Estos valores sin duda los abanderan ahora esos 2 jugadores, y Guti para nada, asi que chapeau por esos contratos.
En el futbol de todas formas tienen que existir jugadores tipo Ronaldo o Beckham, alguien tiene que llevarse todo el dinero que genera este deporte (repugnante por eso).

Jesús Lens dijo...

Razón que tienes, Víctor. Y así el contraste queda mejor.

Oye, ¿tienes el mail de tu colega de Albolote del otro día? Al final no terminamos la charla y me gustaría leer algunos de sus relatos.

Además, recomiéndale la entrada sobre el Factor Einstein que creo le gustará.

paco Montoro dijo...

Jesús soy del Barça, pero reconozco que son grandes jugadores y además de la tierra. Iker ha sacado de muchos apuros a un Madrid y Raúl, con todo mi dolor, debería de estar en una selección de la que nuncan se tendría que haber ido(no por decisión propia). Un saludo Jesús Florens

victor dijo...

Esta es la direccion de Juamba:
superjuamba@hotmail.com
Un saludo

Jesús Lens dijo...

Muchas gracias, Víctor. Le acabo de escribir. Por cietrto, que tú y yo hemos coincidido en algún lugar del espacio y el tiempo. Fijo.