"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

SOLEDAD

La soledad es entrar en casa, sabiendo que todo estará exactamente igual que cuando te marchaste.

La soledad es un teléfono que nunca suena.



La soledad es un ominoso silencio que pesa como una losa.

La soledad es despertarte en una cama vacía. Acostarte en una cama fría. Girarte y no chocar con nadie.

La soledad es un único cepillo de dientes en el lavabo.

La soledad es abrir el frigorífico y encontrar únicamente las bebidas y las comidas que te gustan a ti.

La soledad es no poder pelearte por el mando de la tele.

La soledad es pedir una sola entrada en la taquilla del cine.



La soledad es hacer como que recibes y envías SMSs desde tu teléfono mientras esperas a que se abra la puerta del cine y corres a hundirte en la oscuridad de una sala felizmente en penumbra.

La soledad es no poder comentar en alta voz lo que te ha gustado de una película.



(Continuará)

36 comentarios:

Bomarzo dijo...

Jesús nunca he sido muy intuitivo, pero me imagino que en tu vida ha pasado algo. Ufff, colega. Sabes que mi aprecio hacia ti es sincero. Si quieres hablar, mi teléfono lo tienes. Sé que el tipo de soledad que sientes no pueda paliarla, pero en lo que pueda, amigo, mi mano está tendida.

El Pinar dijo...

Ánimo Jesús, todo se arreglará.

Onio dijo...

Jesus, "you´ll never walk alone". Recuerdalo.
Las verdes siempre estamos ahí para lo que haga falta.
Un saludo.

javi dijo...

Magníficos ejemplos de la soledad que alguno ha vivido alguna vez en su vida. Pero es efímera, y así será igualmente en tu caso. Paciencia y mucho ánimo al Beast de las verdes!!!

José Antonio dijo...

Alter, te aseguro que también es pararte en una carrera sin encontrar un motivo...
Todo lo que describes es soledad pero no olvides que la soledad buscada también es un placer.
Arribb¡¡¡

Anónimo dijo...

La soledad es la única que nos entiende y nunca jamás cuestionará todo aquello que pensemos.

Mario dijo...

soledad es el mi rincon en el mundo
donde soy yo, para mi y para nacer.

El Foces dijo...

La SOLEDAD es un asco y aquello de: EL BUEY SUELTO BIEN SE LAME, otro asco. Donde este UNA BUENA BUEYA QUE NOS LAMA.....

Alfa79 dijo...

La soledad sería, no tener con quien compartir estas reflexiones.

Jesús, la mejor soledad es saber, que no estás solo.

Saludos amigo. Toni

Anónimo dijo...

Cuida tu sentido de la literatura que nos has acojonado a todos.
Rigoletto

Albar y Coque dijo...

Si no es solo una forma de expresión, si realmente te sientes así. Apóyate en todas las personas que tengas a tu lado. Intenta evitar los fármacos y los estimulantes, sal a la calle y busca gente nueva, échale morro. En cualquier exposición puedes entablar conversación, no temas, seguro que si miras a tu alrededor encontrarás gente más sola que tu deseando que alguien se relacione con ellos.
Y si lo que te pasa es el fruto de una ruptura emocional, te aseguro que eso se soluciona. Pero claro tienes que sonreir.

Jesús Lens dijo...

Colegas, los amigos de las verdes ni idea os hacéis de la imporrancia que tiene para mí saber que estáis ahí, vuestras propuestas para correr, demencias serranas o, sencillamente, visitas a esos bares Verdes que tanto nos gustan.

El Verde está siendo uno de los pilares esenciales de esta travesía por el desierto.

Un abrazo y gracias a todos los que siempre estáis ahí.

Anónimo dijo...

Jesús, me han dicho que la soledad es nuestro principio y nuestro final y que por fortuna tiene un principio y un final.
Y que lo sepas, mientras deja de llover, la puerta en Barcelona está abierta, ¿vale?
Un abrazo
JJ

Anónimo dijo...

Para bien o para mal (supongo que más para ésto último) tus definiciones de soledad tienen más enjundia que la frase que encabeza hoy tu blog.
Ánimo, eres grande ;-)
Tutato

Jesús Lens dijo...

La conexión catalana, siempre alerta. Anda que no os quiero, amigos.

Tutato, lo has clavado. Son dos soledades distintas. Y dos tipos de acompañamientos tan distintos como complementarios.

Un besazo a todos.

Francisco Castaño dijo...

Espero que en este post no hables de ti, por que por la red tienes mucha compañía, ademas por lo que veo has tenido un finde muy musical.

Escribes a una velocidad que uff, no me da teimpo a seguirte, sobre todo por que los fines de semana estoy desconectado.

Saludos.

Nacir dijo...

Yo, sin embargo, vengo a unirme a ese sentimiento de soledad, aunque la mía no es técnica ni objetiva, sino triste, desde dentro, desgarradora y rodeada de personas. A ti, sin embargo, te veo en mejor situación, disposición y actitud. Siento no disponer de un mensaje 100% positivo, porque mentiría.

Anónimo dijo...

Y total:
¿qué mas da?
Tres versos: ¿para qué más?

Si con tres sílabas basta
para decir el vacío
del alma que está sin alma:
¡Soledad!

Nurii dijo...

Hay que saber disfrutar de dormir en la cama sin nadie que te quite la manta cuando hace frio, que te hace ir a ver las pelis que no te gustan demasiado, que compra lo que a ti no te gusta y no se acuerda de eso que te chifla... Hay que disfrutar de estar solo porque no es un estado permanente (si no se desea)y se aprende muchisimo, se afianza uno mismo, se consigue seguridad, fuerza, optimismo por saberte valeroso y reconocer todas tus capacidades... En definitiva todo tiene su importancia, no desperdicies ni un segundo! Te acordarás de haberte reido y haber disfrutado en estos momentos y los valorarás por encima de todo. Es vital disfrutar uno mismo, es la base para luego poder ser feliz acompañado. Un abrazo

Lía Vega Erao dijo...

Pues después de todo lo que te han comentado tus amigos, tan sólo decirte que sigas corriendo, coño! que nadie te cogerá!!! y más si corres en pleno agosto a las tres de la tarde!!!

Capitán... tu grumete te sigue (pero sólo leyéndote, que corriendo...ummmm.... demasiado para mi) Besos nazaríes...

El Foces dijo...

No se de que va la cosa, va en serio? No me jodas, tu solo? Con la pilisima de amigos que tienes? Anda ya !!!

Mira a ver si son las "morriñas lensistas" (no olvides tus genes...) No, no... eso suelen ser principios de cambio pero no de soledad...

Bah, eso se pasa Paton. vamos... si va en serio, que me extrañaría mucho.

Yo de eso no se nada, en mi p... vida he estado solo y me hubiera gustado un poco tiempo, poco...

Has probado a cambiar la birras por cafe? yo llegue a tomarme 15 diarios, anima y reanima... el higado no debe estar de acuerdo, PERO...

ANTONIO AMPAND08 dijo...

QUILLO¡¡¡

hay tantos corazones desgarrados¡¡¡

yo me siento solo desde hace un año. nunca me habia sentido asi. pero esta soledad te fortalece y te hace mirar las cosas de otra manera. ya casi he perdido la ansiedad por estar solo. intento disfrutar de cosas pequeñas, disfrutar de los silencios. disfrutar de nuestro interior.te replanteas muchas cosas. buscas lo autentico. la verdad.

yo no paso por una buena etapa. ya lo sabes. ademas de mi soledad sentimental, paso por mi soledad profesional.
despues de estar en todo lo alto. ahora estoy en caida libre. busco un escalon en esa caida para que me recoja y en ese descansillo, tener tiempo para coser mis heridas. para verlas cicatrizar.para pensar que aun es posible.
ya no suena mi telefono como antes. ya no tengo tantos amigos.

todo llega. todo acaba.

ya sabes que yo solo escribo en tu blog cosas de cine. hacia meses que no te visitaba.tengo muchas pelis que comentar. otro noche lo hare....

termino con una de mis escenas favoritas de la soledad: LA FLOR DE MI SECRETO de Almodovar. Leo (Marisa Paredes) pasea destrozada por Madrid. Paco (Imanol Arias)se vuelve a Bosnia y le deja con la palabra en la boca..tras romper el jarron y dejar caer en el piso decenas de bolitas rojas....ella le dice eso de que si ¨hay una posibilidad por pequeña que sea de salvar lo nuestro?¨...
bueno, tras esa escena ella sale de casa. creo que toma un coñac en un bar y sale a la calle. se encuentra a miles de estudiantes de medicina manifestandose. la rodean. miles de personas a su lado. y ella se encuentra terriblemente sola...bestial¡¡¡¡

cuidate¡¡¡

Anónimo dijo...

¿Alguien me puede comentar "BELLA"?

eltercero dijo...

Soledad es también montarte en el coche después de trabajar y dar vueltas sin saber donde ir. Pero también pasa. El mejor remedio contra la soledad, al menos el mejor remedio que uno puede ponerle, es escribir. Es la mejor forma de hacerme compañía cuando no tengo la compañía de nadie. Suerte

Jesús Lens dijo...

Amigos, en primer lugar, un millón de gracias por tantas y tan bonitas y reconfortantes paralbras. A todos y cada uno. De corazón.

Si os parece, una breve distinción. Una cosa es estar rodeado de compinches internautas, que no os podéis hacer ni remota idea de lo importante que es.

Un mensaje, un comentario, un Post, uan invitación de Facebook... todo eso resulta esencial cuando estás en casa y sientes que las paredes se te caen encima.

De verdad. ESENCIAL.

LUego están esas birras, esas verdes, esas charlas tomando café... igualmente importantes y trascendentes. Las risas, los guños cómplices, el calor de la amistad. Charlas más íntimas, los consejos, las dudas, la melancolía, y hasta los coñazos que algunos y algunas os habéis tenido que tragar, claro que sí.

Muchos lo sabéis bien.

¿Cómo pasar sin todo ello? Impensable.

Gracias a ello, a mi hermano, a Mamen, a la pitusa de mi sobrina, a los amigos... pues la vida continúa.

Pero eso no quita para que, estando en casa, el silencio te invada y se haga, a veces, opresivo, angustioso, casi insoportable.

Entonces, como dice El Tercero, queda la escritura. Sí señor. Por eso, a lo largo de un puñado de semanas, he ido recopilando esos pildorazos cuya primera parte puse ahí. Porque escribir de ellos, contribuye a ahuyentar los fantasmas.

Y por eso ahora los he puesto. Porque hablar de ello, ayuda igualmente a que sea más llevadero.

Si habéis leído otros comentarios, por supuesto, no tengo la exclusiva en esto de la soledad. Evidentemente.

Pero me quedo, por encima de todo, con las sabias palabras de Nurri. Que tiene más razón que un santo. O Santa. Lo que no te mata, te hace más fuerte. De todo hay que aprender. Hay sacar fuerzas, apretar los dientes y mirar adelante.

Y en ello estamos.

De verdad.

un millón de gracias y, eso, lo que decíamos hace unos días: ¡Marchamos! Con paso titubeante a veces, pero afianzándonos poco a poco. Haciendo de la necesidad virtud.

Y escribiendo. Siempre escribiendo.

María dijo...

Me ha encantado este post que hablas de la soledad, aunque me duele que la sientas, y mas me hubiera gustado oirte decir palabras de amor, de la compañía, lo cual implica compartir de todo desde las riñas y las peleas jajaja hasta el sueldo, todo tiene su lado positivo y negativo, no debemos ver la cosas siempre desde lo negativo.

Sentir soledad es sentir una compañera que te habla,

es ver tu sombra acurrucada a ella,

es sentir su abrazo,

es escuchar esas palabras que te susurra al oído,

es volar sin tener que decir voy a volar.

Aquí tienes una amiga, cuenta conmigo si necesitas ser escuchado.

Un beso muy grande.

Anónimo dijo...

Hola. Un gran ABRAZO!
Rodolfo.

Anónimo dijo...

Jesús, mucho ánimo. Hay gente aparantemente acompañada y seguro que se siente sola y gente sola que al final está más acompañada. Mira todos los amigos que tienes. Ya sé que no es lo mismo, pero bueno... La soledad es un estado. Como decía Demócrito "Todo cambia. Nada permanece". Por suerte.

You are not alone.

Claro

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Uy, uy, uy...

Acuérdate de esto en esos momentos:

Se puede estar en soledad, rodeado de 500 personas. Tú eres corredor y lo sabes.

Tú me entiendes y yo también a ti. ¿verdad?

Jesús Lens dijo...

María, muchas gracias por esas palabras tan, tan cariñosas. De verdad.

Claro, todo cambia... y nada es. Efectivamente.

Rodolfo, abrazos porteños.

Gregorio, bien que te entiendo. Pero unas compañías, aunque no sustituyan, consuelan. Como dice mi colega AMP...

Un abrazo a todos

Nefer dijo...

Llego un poco tarde y veo que tu soledad está muy acompañada. Por suerte, la soledad es solo un estado y puede llegar a ser pasajero, asi que ánimo y no te hagas amigo de ella, aqui tienes muchos amigos que te ayudarán a hacerle el vacío.

Un abrazo.

Angel vs. Demonio dijo...

Lo que deberías preguntarte es porque estás solo o porque te sientes solo.

Si es un estado deseado no deberías lamentarte.

A veces hay que pensar bien lo que deseamos porque podemos obtenerlo.

Jesús Lens dijo...

Angel vs. Demonio, ¿sabes lo que decía Santa Teresa? Que más lágrimas se vierten por las plegarias atendidas que por las desiodas.

Y así tituló Truman Capote una de sus novelas. Plegarias atendidas.

Alfa79 dijo...

La soledad es, que tú comentes con buenas intenciones (o con agresividad - pero sólo verbal, por supuesto-) y que... ¡ no existas ni para responderte !

La soledad es, que INSULTEN a tu pareja y los que dicen "llamarse amigos" aplaudan al Fortes de turno.

La soledad es decir, soy una mierda. Y nadie se acerque a olerte.

La soledad es, tener que esperar "una frase" para poder salir al paso.

La soledad -HOY- soy yo. Y mi pareja.

Sin acritud, sin agresividad.
Disculpen mis frases.
Disculpen mis palabras.
Tenía que vomitarlas.
Es el vómito en el espacio.

Saludos y os deseo lo mejor a todos/as.

Alfa79

El Pinar dijo...

¡Qué más da Alfa, qué más da!
En el fondo todo es frío,un mundo virtual demasiado perfecto ;que te atrapa ,pero que al final te hace sentir aún más solo.
qué más da!

Jesús Lens dijo...

¿? ¿?