"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

QUEMAR DESPUÉS DE LEER

Iba con resquemor, lo reconozco. Nuestro oráculo cinematográfico, Carlos Boyero, la puso bastante mal nada más verla, en su estreno en el Festival de Venecia, y ahora también, cuando ha llegado a las salas españolas. En palabras boyeras: “En “Quemar después de leer” (los Coen) utilizan a la CIA para montar una farsa con gente muy tonta, poblada de cuernos, venganzas, equívocos y gags con nula gracia. Creo haberme reído un par de veces en este disparate con patética vocación de ser divertido.”



Muy, muy duro, Boyero. O quizá es que yo estoy facilón en exceso, habiéndome dejado amedrentar más de la cuenta por “Los extraños” y riendo, varias veces y a mandíbula batiente, con la última película de los Coen.

Porque es cierto que la película es un disparate. Y que está llena de gente tonta. Pero todo eso, a mí, me encantó y me divirtió, a través de una historia perfectamente construida y que, además, destila mala leche a raudales.





Vaya por delante que, aunque sea un fan de los Coen y espere como agua de mayo cada uno de sus estrenos, hay películas suyas que me parecen una cretinada total, como “Crueldad intolerable”, de la que lo único bueno es el título, o la fallida “El gran salto”, por ejemplo. O sea que no soy un rendido incondicional dispuesto a aplaudir cualquier parida surgida de la feraz imaginación de los Coen Bros.

Y, aún así, “Quemar después de leer” me ha gustado. Mucho. Primero, por los personajes, esos atontados que tanto irritan a Boyero y que, en este caso, me parecen perfectamente conseguidos. Desde el desconcertante Clooney, un niño pequeño en el cuerpo de un hombre supuestamente maduro, al enfermizamente adicto a la vida sana interpretado por un Brad Pitt tan desmitificador de su propio mito como Tom Cruise en “Tropic thunder”.



Mención aparte merece la grandiosa Frances McDormand, una de las mejores actrices del momento, que sabe cómo sacar partido a la obsesión por la belleza que nos invade. Y, por supuesto, el ferozmente histriónico John Malkovich, rapado, burlesco y desaforado.

“Quemar después de leer” es un gran guiñol desmesurado y políticamente de lo más incorrecto. Hay asesinatos, a cada uno más sorprendente que el anterior, más imprevisto y sañudo. Y, lo que es peor, hilarante. No sé cómo lo ven ustedes, pero no es fácil hacer que el respetable se ría con la muerte de una persona. Y los Coen, lo consiguen.



Una película larga que se pasa en un suspiro, que se mofa de la obsesión por la seguridad, por la vida sana, por la belleza y por el ansia de mantener una eterna juventud. Una sátira que hace escarnio de los servicios secretos y otras agencias gubernamentales y que pone a grandes actores consagrados en la tesitura de hacer el tonto como nunca y salir airosos, como (casi) siempre.

Contarles el final de la película sería una canallada, así que sólo les diré que, hasta en eso, el guión de los Coen está maravillosamente resuelto, a través de una modélica conclusión de la historia, a tono con el resto de la trama.

Valoración: 8

Lo mejor: las conversaciones con el Jefe Supremo de la CIA. ¡Eso es un jefe! Y lo que le termina ocurriendo al enamoradizo responsable del gimnasio, claro. ¡Y encontrar una sala de cine, inmensa, a rebosar de gente!



Lo peor: Que no le haya gustado a Boyero. Francamente... no se me ocurre nada reprochable sobre la película. Muy, muy recomendable.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.



Etiquetas: , , , , ,

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me temo que sí que estás excesivamente complaciente. La película, a salvo de algunos momentos memorables, fundamentalmente la estupefacción del Jefe cuando tratan de explicarle lo qué está pasando, y el personaje de Brad Pitt, resulta un poco plana y gris.-

Desde luego, nada que ver con la memorable El Gran LeBowsKi, y su persona "El Nota".

Jorge

Anónimo dijo...

jajaja, me ha encantado tu valoración de "Lo peor: que no le haya gustado a Boyero"

Claro

Jesús Lens dijo...

Jorge, tú es que eres más de Boyero que yo ;-)

Que tiemble la próxima película que vea. Voy a ir a saco contra ella.

Claro, es que es duro no pensar como Boyero. Me hace sentir mal. Boyero, además de gurú, es un tipo radical e independiente que no se casa con nadie...

Erzagalillo dijo...

Es que están los Coen y luego los demás. En "Fargo" o en "El gran Lebowski" los personajes son de lo más absurdo, pero a la vez tan reales que uno no sabe cuando empieza la película y cuando estás fuera del cine. Los Coen son brillantes y geniales, y de Carlos Boyero... mejor me ahorro el chiste.

SGCI. dijo...

Jesús, a ver si va a pasarte como a mí, que con el tiempo he ido borrándome de críticos de cine y me he quedado sólo con Torres Dulce. Bueno, y con el actual Mr. Belvedere (Jaume Figueras).

Nefer dijo...

Pues será que a mí OH Brother! me encantó y ese cine absurdo cómico que hacen los Coen es el que más me gusta de lo poco que les he visto, que esta peli me llamó la atención en cuanto vi al Brad Pitt haciendo de patanatas (y eso que no el Pitt no es que me entusiasme demasiado), por lo que será una peli que tendré en cuenta (aunque ahora ir al cine es un lujo que no me puedo permitir); y después de leer tu crítica, más todavía.

Besillos.

Bo Peep dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo. No me reía tanto desde "Un funeral de muerte". Es una auténtica delicia.
En cuanto a Boyero, suelo estar de acuerdo con él pero no hay que hacerle mucho caso últimamente. (Entre nosotros, yo creo que está hasta los mismísimos de salir a festivales, la edad claro está, y echa pestes de todo lo que le ponen delante.)

María dijo...

Jesús:

Muchísimas gracias por excelente valoración y crítica que haces de la película, lo tendré en cuenta.

Un beso.

Paco dijo...

Jesus gracias por tu crítica, le echaremos un ojo. Voy a la media de Granada. Como lo llevas? saludos

Anónimo dijo...

¿Cómo puedes estar tan al día en exposicones, libros, pelis, carrera, bloncesto....? Lo veo envidiable. Yo me agobio nada más pensarlo.
Excelente crítica (como siempre).
Rigoletto

José Antonio dijo...

Es una película que quiero ver. Me convención mucho el papel desmitificador de Cruise -al que siempre he tenido por gran actor- en Tropic.., y me apetece ver también la autodesmitificación de Cloony y Pitt en esta pelícua, que además estando firmada por los Coen, es una grantía.
No espero que iguale a Fargo, el Gran Lewosky o el comienzo de "El gran Salto", pero espero que tampoco llegue a ls ínfimos niveles, como bien dices Alter, de Crueldad Intolerable. Esta la apunto.

Jesús Lens dijo...

Rigoletto, te aseguro que, al menos ahora, no es para envidiar.

Me parece que esta peli genera un poco de división de opiniones, pero que no deja indiferente a nadie...

¿Más opiniones de gente que la haya visto?

Es verdad. Boyero está cada día más pesadito, coño, contando lo mal que lo pasa por esos mundos.