"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

ELOGIO DEL DIEZ

La columna de IDEAL, cambiando de tercio sobre Crisis y demás. Hoy, en clave casi esotérica.
Hoy es diez del diez. Un día, pues, importante y significativo. Porque, siendo sólo un número, el diez no es un número cualquiera, cargado como está de simbolismo y de resonancias a caballo entre lo puramente matemático, lo místico y lo astrológico.


El diez, por supuesto, está en la base del sistema decimal, utilizado históricamente por multitud de pueblos como forma básica de contar, dado que tenemos cinco dedos en cada mano. Si los egipcios construyeron un complejo sistema tomando como base el diez, los griegos pitagóricos lo elevaron a la categoría de paradigma filosófico.

Efectivamente, para los pitagóricos el diez era la perfección, relacionándolo directamente con Dios, el Ser Supremo. De hecho, su juramento más apreciado era “por tetractis”, lo más sagrado. En la Cábala, el diez es el Sefirot, símbolo de la Totalidad y a partir de esta herencia, los cristianos asumen sus diez mandamientos y distintos pueblos adoptan el diezmo como fórmula impositiva o de financiación, incluyendo a nuestra Iglesia, aunque se abusó tanto del concepto que, ahora, cuando hablamos de diezmar una población, nada bueno podemos esperar.


A partir de todo ello, el hombre ha tendido a glorificar el diez. Desde la mejor puntuación en un examen a la excelencia en cualquier actividad o faceta humana. Así lo entendió Blake Edwards, por ejemplo, en su famosa “10. La mujer perfecta”.



Procuramos sentar doctrina a través de Decálogos que nos sirvan para condensar toda una filosofía o pensamiento y, aunque no lo queramos reconocer, siempre estamos atentos al Top Ten de las disciplinas que nos interesan. Tendemos a hacer listas con nuestras diez películas, discos o libros favoritos y, aunque sea inconscientemente, apreciamos a “Los diez negritos” de Agatha Christie o los “Diez días que conmovieron el mundo” por lo absoluto de una cifra redonda.

El número diez, en un equipo de fútbol, ha de ser un jugador que marque diferencias, imprima carácter y se eche el equipo a las espaldas. Como Cesc Fábregas, en la pasada Eurocopa ganada por España. Como el mítico Maradona, la Mano de Dios. Como el mejor Zidane de la selección francesa o el inolvidable Zico del combinado carioca.



Los cambios de década siempre resultan especiales. Cuando cumplimos los veinte, los treinta o los cuarenta, tendemos a analizarnos y a hacer balance. Lo mismo ocurre cuando cambian las décadas del calendario, que todo son valoraciones, análisis y proyectos de futuro. Poetas de todos los tiempos han puesto su ingenio y sensibilidad en la composición de décimas, estrofa predilecta de algunos poetas de la Generación del 27 y el decathlon es la disciplina atlética que consagra a los atletas más completos.



El diez, por tanto, preside nuestra vida. El número perfecto, el número compendio de todos los números. ¿El número de la suerte? Desde luego, si hoy me cruzo con algún lotero que lleve el diez, no dudaré ni un segundo en comprarle un décimo. ¡Viva el 10!

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

Etiquetas: , , , , , , , , ,


22 comentarios:

Bomarzo dijo...

Compay, me dejas con la boca abierta. Una entrada de 10, sin duda.
Bomarzo admirativo.

Jesús Lens dijo...

Hermano, es que tenía ganas de cambiar de tercio y olvidar la política, la crisis, el Milenio y demás.

Por cierto, todas estas noches me estoy yendo a la cama con "Bomarzo". A veces, hasta me preocupo. Que le estoy cogiendo un cariño... ;-)

Anónimo dijo...

Y es que las alegrías que nos da nuestro amigo Jesús con sus maravillosas entradas se cuentan por "decenas" :-).

Yo tb estoy con la misma lectura por las noches.

Claro

Abel dijo...

Jesús, en estos momentos ya me gustaría amí ser "diezmado", pues eso significaría que tengo obligaciones para con el fisco, del 10% de mis ganancias, cifra bien distante de las que en beneficio de las arcas del Estado, "aporto voluntariamente"
Me sumo a la declaración de ENTRADA DE 10!!

Anónimo dijo...

un artículo alegre y pitagórico.
pinar

El Foces dijo...

Paton, has visto al ganador del Lorca? con su uniforme... guapo eh?

Sielitolindo dijo...

Entonces llegaron los de los 40 principales y lo jodieron todo... que razón tiene Federico Jiménez Losantos, aquí hay una conspiración judeo-masónica.....jajaja!!

Ya en serio, a mí estos temas me encantan...¿conoces la historia del 7? es fascinante...

Un besote

Vane

Anónimo dijo...

De 10 Paton.
La foto del Diesgo, es de su reinado en Napoles y sigue en sus altares de la Iglesia Maradoniana.
Salud. Rodolfo.

Nefer dijo...

10 eran los mandamientos... una entrada de 10 Jesús.

Oye, qué pasa que está todo el mundo griposo? a ver si os cuidáis eh?

Besillos

Anónimo dijo...

Bueno, mi temperatura está muy por arriba de diez, los kilos también, he bajado al cero en tabaco y estoy minimiando alcohol y grasas. La edad va hacia arriba hasta el escándalo, el quince es el día de mi hija, el 19 nací, me casé un 17. Trabajo con grupos de 25 niños... Todo números., Ah, el 69...
Rigoletto

Alberto Bueno dijo...

Muy buen artículo ¿eh? Instructivo, cuando menos.

Y perdón, soy el comentario nº 11... he roto la gracia de ver 10 comentarios en una entrada 10 :D

Un saludo

María dijo...

Buen homenaje que haces con este post que me ha parecido 10, al número 10, y es que, tienes mucha razón, el 10 es un número trascendental e importante. ¿Y tú crees que el número 10 puede salir en la lotería de navidad? es que te voy a tener que hacer caso, y voy a comprar un número que lleve el 10, si vieras que a partir de Diciembre no me veis por aquí jajaja es que estoy en el Caribe disfrutando del premio jajajaja.

Un beso 10.

Jesús Lens dijo...

Amigos me alegro de que les haya gustado. No las tenía yo todas conmigo, pero con tanta crisis y demás, hacía falta dar un cambio y hablar de algo distinto, prometedor, agradable y curioso.

Uno, que es de letras, ha encontrado muchas satisfacciones entre tanto número jajaja.

María, hay que buscar el 10. Está claro.

Rodolfo, Santa Maradona, le llamaban ¿verdad?

José Antonio dijo...

O los diez kilómetros, carrer aque afina para la media como pocas. ¡ Qué cantidad de datos en el artículo ! Un artículo 10 amigo.

Jesús Lens dijo...

Es verdad, Alter. Para quienes se inician en esto del correr, pasar la frontera de los diez kilómetros es un sueño.

10.

¡Qué cariño le he cogido a este número!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Para los que somos de números, un lujazo leer artículos de este tipo. ¿Qué puede decirte ante esto un maestro? Pues que te mereces un diez.

No te vayas a tomar más de 10 cervezas, que quizás ese ya sea un número crítico.

Jesús Lens dijo...

Muchas gracias. Hoy me he quedado "tirado" en casa, pero mañana me desquito... con ¡¡¡20 cañas!!!

Es broma.

Moderación. Moderación y templanza.

Anónimo dijo...

A como se estan poniendo las cosas hoy, conviene que os aprendais esta cancion de 10

Yo tenía 10 perritos,

Yo tenía 10 perritos,

Uno se perdió en la nieve.

No me quedan más que 9.



De los 9 que quedaban,

De los 9 que quedaban,

Uno se comió un bizcocho.

No me quedan más que 8.





De los 8 que quedaban,

De los 8 que quedaban,

Uno se metió en un brete.

No me quedan más que 7.



De los 7 que quedaban,

De los 7 que quedaban,

Uno se fue con José.

No me quedan más que 6.



De los 6 que quedaban,

De los 6 que quedaban,

Uno se mató de un brinco.

No me quedan más que 5.



De los 5 que quedaban,

De los 5 que quedaban,

Uno peleó con un gato.

No me quedan más que 4.



De los 4 que quedaban,

De los 4 que quedaban,

Uno perdió en un tren.

No me quedan más que 3.



De los 3 que quedaban,

De los 3 que quedaban,

Uno se murió de tos.

No me quedan más que 2.



De los 2 que quedaban,

De los 2 que quedaba,

Uno se fue por un tubo.

No me queda más que 1.



Ese 1 que me quedaba,

Ese 1 que me quedaba,

Pronto se volvió difunto.

¡Me he quedado sin ninguno!

Destreza: Resta

Jesús Lens dijo...

Esa canción me recuerda a la peli aquella del Pez llamado Wanda y la pobre vieja a la que le mataban a sus perrillos. Era cruel, pero era buenísimo.

Esta noche me vendría de fábula volver a ver esa peli. Cachis...

Anónimo dijo...

Tambien te olvidas de nombrar a la Rosa Diez

Jesús Lens dijo...

Sí. Y, sin embargo, del que me da coraje olvidarme es del gran Rolo. Rolo Díez. Eso sí es imperdonable!!!!

Lo siento Rolo!!!!!!!!!!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Si os vais a poner así, también faltan:

cachen'DIEZ

cago en DIEZ

¡ParDIEZ!

y DIEZma