"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

MANDA CRISIS

Dejamos la columna de IDEAL, sobre la crisis. Sí. La crisis.

Es la palabra del año. Crisis. Llevamos con la crisis en la boca desde hace meses. Sólo que lo de estas semanas ya trasciende lo crítico para entrar, directamente, en lo luctuoso. La cosa empezó con algunos grandes bancos del extranjero, muy sofisticados ellos, que dejaron de ganar el pastizal que ingresaban cuando las vacas, más que gordas, eran obscenamente obesas.


Después empezaron a perder. Y aquello ya nos sonaba raro. Porque, sabido es, la banca siempre gana. Pero es que, ahora, además de perder, quiebran. Se hunden. Desaparecen. Los grandes bancos. Los Lehman Brothers y alrededores.

Hace unos años, cuando la crisis de las empresas Punto.com, justificamos aquel despiporre de dinero con la añagaza de que, a fin de cuentas, nada de todo aquello era real. Sólo virtual. Sin embargo, el dinero, pensábamos, era cierto, contante y sonante.



Pero ha resultado que no. Que tampoco. Que el dinero no era real. Que los grandes estrategas de las finanzas hicieron magia, lo convirtieron en un producto de ficción y, a través de hipotecas sin valor, engordaron sus cuentas corrientes personales. Los directivos estrella de pelo engominado, los yuppies que Tom Wolfe nos contara en aquella teóricamente lejana “La hoguera de las vanidades”, resulta que han corrompido el mercado internacional de las finanzas y han provocado una epidemia sistémica que nos tiene a todos estrangulados.



Las Bolsas acumulan pérdidas históricas y el pánico se adueña de los mercados. La caída del Imperio Financiero Internacional, tal y como lo conocemos, parece un hecho factible y entonces... entonces todos los gurús del libre mercado y la libre competencia, los Neocons más radicales y hasta los derechistas más ultra que caben a la derecha de Bush, aplauden cuando el Presidente yanqui, como si de una película de indios y vaqueros se tratara, acude a salvar los restos humeantes de un Wall Steet incendiado desde dentro.



Yo ya soy mayor. Lo reconozco. Y me he ido haciendo naturalmente conservador. Por lo que aplaudo el plan de intervención de los mercados financieros internacionales orquestado por la Reserva Federal y los Bancos Centrales más poderosos del mundo. Pero también me da vergüenza. Y mucha. Porque la tan traída crisis, al final, se va a salvar con dinero público. Pocos análisis tan concluyentes e ilustrativos de la situación como el que hace El Roto en una de sus clarividentes viñetas, con una señora que, angustiada, se pregunta: “Si nada ganamos cuando se forraban, ¿por qué hemos de perder cuando se la pegan?”



Pues eso. Que la crisis provocada por la avaricia del sistema la va a acabar pagando la gente a la que el propio sistema siempre ha excluido y menospreciado. Y eso, si en este mundo quedara algo de conciencia social y ardor juvenil, habría hecho que millones de airadas personas se lanzaran a la calle, todos a una, para poner en jaque el orden establecido que privatiza los beneficios y socializa las pérdidas.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.


19 comentarios:

SGCI. dijo...

Compartimos el concepto de obsceno, al menos en su acepción económica.

Alberto Bueno dijo...

Lo que queda claro es que esto marcará un antes y un después. Como lo fue el período Crack del 29, Segunda Guerra Mundial.

Nefer dijo...

Crisis? qué crisis.. yo no me enterao...

Bomarzo dijo...

No quiero que suene a lisonja, amigo, pero qué fácil lo has explicado. En mi opinión, modestísima en esta parcela, la crisis no es más que: ojo, que ya no ganamos lo que ganábamos. Apretemos a los de siempre. Hay mucho de finanza ficción en todo esto y, al final, le peña se acojona y el dinero se esconde. En un mundo donde lo virtual campa por sus fueros, las crisis adoptan ya esa forma, esa realidad para destrozarnos la vida en este globalizado mundo.
Una cosa más, Jesús. Será por edad, pero yo todavía no me he vuelto conservador y me da asco aplaudir las medidas públicas de intervención a los que presumen de liberalismo a ultranza. Y, es cierto, si no nos hemos salido a la calle con esto, qué nos sacará?

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

¿Y las crisis a nivel personal? Espero que esa "crisis" por la que crees haber pasado se torne a "éxito", pues en la Media de Granada seguro que vas a encontrarte mucho más a gusto que en estas últimas Medias Maratones.

Saludos.

Alfa79 dijo...

Estimado Jesús, me quedaré con el final de tu artículo que lo resume todo:
"el orden establecido que privatiza los beneficios y socializa las pérdidas".

Y ahora discreparé un poquillo ¡ para variar !

Si tú eres mayor con 38, pues ¡ todos al suelo !
Y por supuesto que yo sigo el camino contrario al tuyo, pues cada vez soy mucho más progresista y sobre todo liberal (pero en todos los sentidos).

Salud. Alfa79

Jesús Lens dijo...

Bueno, quizá sea porque no concibo otro mundo distinto a éste que hemos conocido, tras el despertar a la realidad de la Caída del telón de acero.

Lo que está claro es que el mercado, solito, no funciona. Quizá haya que pedir más regulaciones. Pero el capitalismo se reinventará y saldrá de ésta, como salió del 29 y salió de la crisis de los 70.

¿Más fortalecido? Fíjense qu con estas quibras, los que aguantan son más grandes, son menos y serán más voraces. y más soberbios, si cabe, por haber aguantado el tirón.

Bomarzo, Alfa, es verdad. Hay que seguir en la brecha. Ni edad ni leches.

Gregorio, poco a poco espero seguir levantando cabeza. Ahora llevo sin correr desde el martes y hasta el domingo no me calzaré las zapas. pero bueno. Volveremos.

Nefer, una crisis beeen grande.

Alberto, hay que volver a los clásicos, sin duda. ¿La peor crisis? Ya lo veremos . Si salimos.

SGCI, obscena, pero mucho.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Genial amigo. Clarísimo y valiente artículo.
Yo apoyaría la decisión del Gobierno Bush si se comprobara que sirve para evitar que los pobres sean cada vez más pobres. Pero mucho me tempo que se intenta apalancar un sistema, un modelo que está completamente acabado.
Sospecho que los "pájaros" que ha provocado todo esto con su avaricia ya se habrán encargado de envíar sus Dólares o sus Euros o sus Yenes o lo que sea a paraisos físcales. Ahora lloran por sus bancos y sus empresas, pero el culo lo tienen ya bien protegido. Como siempre todo lo paga el pueblo. Que asco.

El Foces dijo...

Ya lo he dicho en otro blog, en EEUU se liman diferencias ideologicas, se facilita la "cosa" a los centrales... BUSH por sus medidas economicas, sus republicanos le tachan de socialista. !!! Manda guevos !!!

Paton, muy bueno lo del Principito, muy bueno. Todos lo habeis hecho muy bueno que, para mi, no lo era, que quereis que os diga.

Jesús Lens dijo...

Jose, como dices, los que han causado esto se estarán cebando a margaritas en las Caimán. Y sí, el sistema saldrá adelante, más fortalecido. Para beneficio de los de siempre...

Foces, lo que hay que oír. Bush... todo un rojazo. Gen santa...

Anónimo dijo...

Pero es verdad, Jesús: Los intervencionistas ahora son "sociales" y los que nos opoenmos resultamos conservadores. ¿Qué coño es esto?
Peste de mundo al revés.
Rigoletto

Mir dijo...

Pues a mi me ha alegrado encontrarme hoy en las noticias a algunos grupos de ciudadanos americanos protestando en contra de la famosa medida de Bush. Esto quiere decir que aún hay gente inconformista.
No voy a entrar en el debate de conservadores, liberales, intervencionistas, porque no conduce a ninguna verdad absoluta. El mercado tiene fallos, y la intervención pública nació para corregirlos. Pero cuando aparecen los fallos de la intervención, y/o la intervención no hace bien la tarea de la correción... ahí tenemos un problemón.
Los que queremos que no se intervegan y se dejen caer estas torres, lo hacemos más por despecho y por deseos de justicia, ¿por que tenemos que pagar entre todos la avaricia de unos cuantos? pero si pensamos con la cabeza fría... Fijemonos en el global y no en los 10 o 20 dueños de bancos y corporaciones ¿Cuantas personas se van al paro? ¿Cuantas a la absoluta ruina? ¿Es justo socialmente intervenir para evitar eso? Los trabajadores lo pierden casi todo, estos megamillonarios pierden sólo parte de su fortuna... ese es el verdadero debate.

El Foces dijo...

Conservador? Quien no es conservador con lo suyo? Hombre, siempre que tengas algo, claro...

Y quien no es desprendido con lo de los demas...

Y si ponemos la otra cara de la moneda, que nombre le damos? Liberalísmo, Progresismo, Socialismo puro y duro? La verdad no se, hay que evitar el desempleo, como sea. Y esa debía ser la condición de una pseudo-intervención. "Si me garantiza vd. el empleo yo le ayudo, que no? pues no"

Y eso como se hace? Y a quien se le dice? A los Bancos, a las financieras, a las cajas B, a los empresarios locos por despedir?

Si pudieramos aguantar, que buen momento para "sanear la era".

Alberto Bueno dijo...

Si salimos...

Jesús Lens dijo...

Alberto, saldremos. unos más fortalecidos que otros, pero saldremos.

Estoy al 100% con Mir. Sólo podría estar más de acuerdo con él en algunos temas propios de los desayunos. Pero lo ha bordado. Me dan igual las etiquetas. El caso es que visceralmente me gustaría que todo el tinglado se desmoronara como un castillo de naipes. Pero no sería responsable ni tendría sentido.

Quienes se han enriquecido de verdad ya tienen sus patrimonios a salvo y los que sufrirían serían los miles de empleados, como los de Lehman Bros de Madrid que se quedan en el paro.

Ojalá los planes sirvan también para evitar que las gentes pierdan sus casas. Foces, lo malo de esta limpia es que quienes queden saldrán reforzados, fortalizidos y ensoberbecidos.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho su columna, coincido cien por cien. Mi sorpresa ha sido verlo cuando iba a publicarlo y encontrarme el suyo. Tenía este post en mente que me gustaría ir ampliando con entradas relacionadas y que le dejo por si le quiere echar un vistazo, y es que, como dice, la banca siempre gana.

http://blogs.ideal.es/elcaminoimaginario/2008/9/27/en-rojo-e-imperial-banca-gana-

Pero mi sorpresa es que no para usted, más post en un ratito, me he decidido a votar su blog, ¡¡que capacidad de comunicación!! Nos vemos el lunes, espero.

Erzagalillo.

Jesús Lens dijo...

Zagalillo, me gustó mucho tu entrada. oye, y usa el tuteo, que aquí estamos entre colegas!!!

Carrasqueño dijo...

Si observamos, hay unanimidad de criterio entre los “blogueros”: todos aguantamos el mal olor y la sinrazón de salir en apoyo de los inmensamente beneficazos de los inmensos beneficios de los años de las vacas gordas.
Me pregunto ¿qué habrá visto la cúpula directiva USA en pleno para inyectar ingentes impuestos de contribuyentes al sistema financiero en el país del liberalismo de mercado total? Indudablemente, mi opinión, no nos están diciendo toda la información. Si la supiésemos, nos horrorizaría aún más. Porque, amigos, USA no hace todo esa inmensa aportación para sacar del bache a unos pocos –en comparación- ricos que se pueden hacer menos ricos, en el peor de los casos. Lo que han visto no sólo tiene que ver con desastre mundial, planetario, sino que deben saber que “supueblobarrasestrellado” se les puede amotinar de mala manera y poner en peligro la existencia de la clase política actual y en aras de buscar una solución y seguir en el poder, demócratas y republicanos, unen esfuerzos para contener algo de lo que se nos viene encima. Algún día, quizás nos enteremos. Todo no volverá a ser igual. Pero qué injusto es que unos pocos nos manejen a su antojo.

Jesús Lens dijo...

Carrasqueño, talmente de acuerdo contigo. ¿Y si seguimos el debate en la nueva entrada, dado lo que ha pasado hoy en EE.UU?