"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

LIGA ACB & ESPARRAGO RUN: DE LA DECEPCIÓN AL FELIZ KATXONDEO

Aunque algo apuntamos hace unos días, no quise hablar de ello más extensamente para que no se me acusara de ser un madridista dolido por la eliminación de su equipo en la ACB. La liga de baloncesto ¿profesional? de este nuestro país.




Pero como anoche cayó la Penya, el equipo más espectacular del año y el gran favorito para hacerse con el título –miren la encuesta de la MG (Margen Derecha) de esta bitácora, por ejemplo –ya podemos hablar desde un punto de vista neutral, como aficionado al baloncesto y no como seguidor de un equipo concreto.

El caso es que la liga ACB comienza allá por el mes de octubre. Y junto a equipos del potencial del Real Madrid, Barça o TAU, hay una enorme cantidad de conjuntos pequeños, entre ellos el CB Granada, que juegan una competición distinta: la de no descender. Así, el año baloncestístico, la conocida como Temporada Regular, va aconteciendo sin muchas emociones. Los equipos de Murcia, Fuenlabrada, León, Menorca y alrededores van perdiendo sus partidos con los grandes, aunque de vez en cuando den una sorpresa que, en realidad, da lo mismo. Porque donde se gana la Liga ACB es en los Play offs o eliminatorias por el título.





Para tener a favor el factor cancha, quedar lo más arriba posible en la clasificación es importante. Pero nada más. De hecho, el factor cancha es más importante cuánto más largas son las series de play off. Porque, como este año de ha puesto de manifiesto, en las ridículas series al mejor de tres partidos, un error hace que estés eliminado.

No se trata de sostener que las victorias de Unicaja y Barcelona sobre Real Madrid y Joventut hayan sido injustas. Ni mucho menos. De lo que se trata es de criticar un sistema competitivo en el que se escamotea la competición. Un error, y a la calle.

Para eso ya tenemos la Copa del Rey. O la Final Four de la Euroliga. Un error, y a casita. En la ACB se habían implantado las series al mejor de cinco partidos. Un error, por tanto, era salvable. Pero la ACB no cree en su producto. La televisión no cree en el básket ACB y, este año, han decidido quitarse de en medio la Liga de baloncesto lo más rápidamente posible para centrarse en la Eurocopa de fútbol y el las Olimpiadas de Pekín.

En la NBA, las series son al mejor de siete partidos. Ello hace que puedas ver duelos fascinantes durante, al menos, cuatro noches. La prensa española aprovecha para hacer reportajes sobre Tim Duncan, sobre Gasol, sobre entrenadores como Popovic o Jackson, etcétera. Las eliminatorias de la Liga ACB, sin embargo, apenas merecen un recuadro de un cuarto de página. Porque antes de empezar, ya han terminado.





Para estos play offs, no hacía falta una temporada regular (mediocre) como la que hemos tenido. Señores de la ACB, si ustedes no creen su producto, nosotros tampoco. Lo sentimos.



Así que, vayamos con la parte lúdica y festiva del deporte popular: el Espárrago Run, la carrera del Circuito de Fondo de la Diputación que me ha permitido sacar pecho frente a mi Sacai, que se vino a ver la prueba y se encontró con la agradable situación de que su Patón favorito llegaba excelentemente colocado en la carrera, batiendo incluso a su Alter Ego, José Antonio Flores, para escándalo de todos los concurrentes.





Fue bonito llegar bien colocado, recoger la bolsa del corredor y ver cómo, por detrás de mí, la cola era interminable. Sentirse ganador, campeón, figura, etcétera, etcétera. Pero no mantuve la impostura demasiado tiempo, no fuera a ser que mi Sacai se creyera, de verdad, que mi evolución como corredor me había hecho pasar, en seis meses, de ser un trotón del furgón de cola a ser la máquina que arrastra a los vagones del tren.

Lo que pasó es que un garrafal error de la organización, que no había señalizado bien el recorrido, metió a un extenso grupo de corredores por un patatal infumable de un kilómetro y medio extra de recorrido que, a los afortunados trotones de mitad de pelotón, nos fue felizmente eliminado de nuestro peregrinar de once kilómetros y medio.

O sea, que no es que hiciera uno trampas para quedar bien parado delante de su chica, recortando kilómetros o haciendo fullerías por el estilo. Es que los elementos se conjuraron para hacer real la célebre máxima bíblica de que los últimos serán los primeros y, por una vez, me presenté en la línea de meta mucho antes de lo que, por justicia atlética, me hubiera correspondido.





No sé qué harán ahora con las clasificaciones y los tiempos. No sé qué pasaría con los trofeos de las mujeres. No sé cómo resolvería todo el entuerto porque, ante la ausencia de un mínimo consenso bírrico, Sacai y yo salimos huyendo del frío de Huétor Tájar y nos vinimos a una Granada desolada por el Corpus, para cenar una fondue en la Bella Dona, donde nos pasó una cosa con el postre, el camarero y el dueño del restaurante que les voy a contar a ver qué les parece, recabando su opinión y parecer.



Pero será en otro momento. Que vamos para las mil palabras, ustedes están hartos de leer y yo me voy a ir a correr un rato. En plan campeón. ¡Viva el Espárrago Run!

Fotos de la cámara del Compae, hechas por él y su esposa Meli, sacadas de Diario de un Corredor.


Jesús Lens Espinosa de los Monteros.






19 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

¿No era común que pusiesen un stand con "verdes" al final de la carrera?

¿O es que la organización tuvo que realizar un análisis de las cervezas que los corredores tomaríais después por si acaso estaban envenenadas?

Al igual que en la F1, un elemento externo perjudica al primero, si ayer os tocó la lotería....¡Recojan el premio!

Saludos

javi dijo...

Ole tus huevos! Ibas espoleado por tu Sacai, llévatela más a menudo, jeje. Has destrozado a Flores, que no hace ni crónica ni ná de ná... jeje. Yo venga pletórico, completo, casi eufórico, vengo ciego de pescaíto, eso sí, ¡tras meterme en solitario la friolera de 31 kms! Ya sé lo que deben sentir los dioses. ¡BUahhhh! Viva correr.
Enhorabuena por tu carrera.

Anónimo dijo...

Sería alucinante una final NBA Lakers-Celtics después de tanto tiempo.
Gu.

Jesús Lens dijo...

En ello estamos, Gu.

Gregorio, lo que me tranquiliza es nosotros hicimos lo correcto jajaja. ¿Cuando coincideremos en una carrera? ¿Vas a la Ragua?

Javi, espero que hayas llegado hasta el final y pillar la broma ;-)

Tío, estás hecho una máquina. Me tiene que contar cómo te has sentido y que tiempos has hecho!!!

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

La haré Javí, la haré, si aún no la he hecho es porque estoy dudando sí hacerla trágica-trágica o trágica-cómica, no sé, no sé...

Jesús Lens dijo...

Hazla tragicómica, amigo. Es lo mejor.

javi dijo...

ante la duda, trágica-cómica, por supuesto. Mejor todo así.
Sí, llegué hasta el final, vaya tela con la organización! Me ha gustado mucho eso de "consenso bíblico".

javi dijo...

Madre mía de mi vida! Ya ves los efectos del kilometraje en mi azotea: conseso bírrico, quise decir. ¿En qué rayos pensaba!!!???

Jesús Lens dijo...

Ya me lo había imaginado Javi. Aunque hay referencias bíblicas en la reseña. Ya sabes, los últimos...

Y cuéntanos de esa bestial tirada!!!

javi dijo...

Jesús, estoy pensando escribir algo al respecto de mi experiencia de hoy... porque lo merece, porque he experimentado una extraña sensación, casi mística, creía fundirme con la naturaleza... 2horas y 36 minutos pateando dan para pensar mucho. Creo que la escribiré (en realidad ya he empezado, a ver si luego puedo, que ahora tiro pa'l desierto otra vez)

Jesús Lens dijo...

Venga buen viaje y la esperamos con ganas. De hecho, deberías mandársela a nuestro común amigo para que le de luz en su bitácora... salvo que te animes a dar el salto virtual. ¿Has visto los Blogs de clase de Gregorio? Son una caña. Javi, déjate seducir por el lado oscuro de la fuerza ;-)

PD.- En cualquier caso, manda una copa a jesus-lens@telefonica.net en cuanto lo tengas!!!!!!!!

cambiaelmundo dijo...

Menuda mierda de blog, colega

victor dijo...

Ole ahí Jesús, vaya despiste de la organización. De todas formas recuerdo el año pasado en la París-Roubaix que se escapó un ciclista y a un grupo de unos pocos perseguidores los obligaron a detenerse en un paso a nivel hasta que pasase un mercancías, y lo estaban televisando en directo!. Yo no podía dar crédito a aquello, así que en poco tiempo vais a recordar la anécdota con mucho humor. Un saludo

Abel dijo...

Jesús cualquier excusa es buena para fardar ante tu Sacai, así que aprovecha el tirón.....jajajaja

Anónimo dijo...

COMPAE LENS, ole tus huevos, tu entrada en meta justo detras de los marroquis con esa sonrisa de oreja a oreja lo dice todo.
He podido ver las clasificaciones en wwwnosotrosnonosequivocamos.com, entraste en el puesto 11, a una media de 3`35, tu compae justo detras de ti.
Tu Sacai, mi mujer y mi suegra, dando saltos de alegria.
Enhorabuena, ayer el compae Flores mordió el polvo.

Pd. El Director de carrera me ha comentado que solo hicieron 200 metros mas.

Jesús Lens dijo...

Compae, esa sí que es una página seria y fiable.

La rebelión de los modestos. ¡¡¡Un monumento a ese fulano que se fugó de su puesto!!!!

Jesús Lens dijo...

Victor, Abel, vosotros habriáis sido de los perjudicados y os habría ganado también jajajaja.

Si llego a ir cinco segundos más rápido, hubiera sido el último en hacer el kilometraje extra... y habría llegado el último a meta!!!!!!!!!!!!!!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pues inscrito en La Ragua ya estoy. He de confesar que yo "entreno" por allí en agosto y he hecho alguna vez parte de ese recorrido pero descendiendo. Hace dos semanas hice la primera parte del trayecto: desde Lacalahorra hasta el punto en el que abandonamos el camino forestal y comienza la carretera. En ese punto llevaba 1h 12' y aún quedan 8 kilómetros más. Así que, si todo va bien, espero bajar de las 2h y 15. Pero, en montaña, es una aventura y las fuerzas pueden fallar.

Pienso publicar pronto algunas fotos del camino forestal por el que vamos a pasar y ya veréis qué entorno.

Saludos

Jesús Lens dijo...

O sea que será duro de narices ¿no? Yo estoy un poco asustado con esta carrera, pero me apetece hacer una media maratón en condiciones extremas... Imagino que mi tiempo se acercará a las tres horas, pero por eso es un desafío.