"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

JESÚS LENS TUERO. IN MEMORIAM

Hace diez años, tal día como hoy, recibí la llamada telefónica más devastadora de mi vida. Trabajaba entonces en la Plaza de Villamena cuando, a media mañana, me avisaron desde la Universidad. Nadie me quiso decir nada, excepto que subiera a Filosofía y Letras lo más rápidamente posible. Hablé con mi hermano, que tampoco entendía nada. Aquello no tenía sentido alguno ya que la única opción lógica para que nos hicieran subir con urgencia a la Facultad, sencillamente, no podía ser. Porque esa mañana, nuestro padre, estaba tan bien como siempre.



Por desgracia, con tanta valentía como honda pesadumbre, Pedro Pablo nos confirmó la noticia. Jesús Lens Tuero había fallecido súbitamente, en plena Facultad.

No soy persona que guste de mirar atrás. Y, cuando una pérdida como ésa te golpea salvaje e inesperadamente, sólo hay un camino: tirar adelante, como los burros. Y eso hicimos en casa. Mirar al frente y continuar con nuestra vida.



Ello no obsta para que, cuando nos encontramos con Miguel Villena, Jesús, Pedro Pablo y el resto de compañeros de nuestro padre, nos dé una enorme alegría fundirnos en un abrazo con quiénes siempre han llevado a gala el considerarse los discípulos del que fuera, en su memento, el catedrático más joven de España, un joven gallego de poco más de veinte años que se vino a una Universidad de Granada en plena efervescencia.

Es un honor hablar con José Vicente Pascual y escucharle contar cómo nuestro padre, cuando era Decano de Filosofía y Letras, ayudaba a los estudiantes detenidos por la policía en la época de la Transición. O leer ese anónimo que los fascistas le mandaron a casa, amenazando con quemarle el coche si seguía permitiendo que los rojos camparan a sus anchas por la Facultad al facilitarles la infraestructura necesaria para que mantuvieran sus asambleas clandestinas y sediciosas.



Aunque no vivamos de recuerdos, no podemos más que sentir un profundo orgullo y una enorme satisfacción cuando pasamos por la extraordinaria librería de la Universidad de Granada, orilla de la Plaza de Isabel La Católica, y vemos en el escaparate el estupendo y generosamente editado volumen de Epieikeia, en el que decenas de compañeros y amigos brindaron un emotivo homenaje a la memoria del profesor Lens Tuero, profesor en el más amplio sentido de la expresión, que disfrutaba con la filología griega, pero que descubrió a los Americanistas y no pudo sustraerse a su poderoso influjo, que amaba “2001. Una odisea del espacio” y “Los centauros del desierto” con la misma desaforada pasión con que escuchaba todas las óperas del mundo.


John Wayne, los Centauros y nuestro padre, siempre unidos en nuestra memoria


En los últimos años, una de las actividades que más satisfacciones le proporcionaba era dar clases de cultura española a los jóvenes extranjeros que cursaban estudios en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad granadina. Nos volvía locos, a mi hermano y a mí, para que le localizáramos imágenes y sonidos de cante flamenco, toros, pintura, cine, etcétera. Por eso, el día en que le dedicaron un Aula en dicho Centro fue uno de los más emotivos para nuestra madre, que sabía lo mucho que disfrutó en aquel lugar, dando clases a estudiantes de medio mundo.



Han pasado diez años. Ya. Sólo. Diez años en los que tantas y tantas cosas nos han pasado. Diez años intensos, con sus luces y sus sombras. Diez años repletos de acontecimientos de los que nos hubiera gustado que nuestro padre hubiera sido partícipe y testigo. Por desgracia, las circunstancias de la vida no lo dispusieron así. Pero siempre nos queda la íntima satisfacción de saber que muchas de las cosas que nos han pasado a lo largo de este tiempo se las seguimos debiendo a un hombre sabio y bueno cuya huella sigue permaneciendo viva.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

Etiquetas: , , , , ,


33 comentarios:

Alfa79 dijo...

Me reitero en lo expuesto en el post anterior: EMOTIVO y MUY DIGNO RECORDATORIO de un padre, de tu padre.
Creo que la bondad y la sapiencia han quedado en herencia.

Abrazos. Alfa79

Jesús Lens dijo...

Muchas gracias Alfa. La verdad que son muchos añs y muchas cosas las que han pasado en este tiempo. ¡Ay! Días como hoy... son duros.

Un abrazo.

JVPascual dijo...

Me ha encantado leer este artículo y, al socaire, he amenizado el desayuno a mi prójima contándole cosas de Lens Tuero.
Un abrazo, Jesús Lens

El Foces dijo...

A tu padre, cuando lo conocí recien llegado a Granada, lo vi inquieto, vital y proximo. De las pocas veces que hablamos, la que recuerdo mas agradable, fue de motos, en la Plaza de la Universidad y despues de un cafelito... yo tenia una BMW enorme y el recordaba una Harley que hubo en su casa cuando niño. De las motos pasamos a las personas... Otra, años despues, con Curro y Eloy en un cafe de la Avda. de Madrid y la ultima en la presentacion de un libro por Alfonso Guerra en la B. de Andalucia, fue la ultima vez...
Me acuerdo que seguia sin saber lo que le habia traido a Granada, que fue un impulso. Bonito recuerdo Jesus...

maria del mar dijo...

Hola Jesús, este artículo sobre tu padre me ha emocionado mucho.Es cierto que diez años parece una eternidad, pero el tiempo se mide diferente en estas situaciones.
Si, en general, no estamos muy preparados para la muerte, las pérdidas repentinas son mucho más difíciles de llevar para los que nos quedamos aquí.Sin embargo, es ley de vida tener estos días "diferentes".
Espero que pases un día lleno de buenos recuerdos y con el orgullo de haber tenido un padre "...sabio y bueno cuya huella sigue permaneciendo viva" (me ha encantado esta frase)
Un fuerte abrazo para ti y Sacai.
Mª del Mar

javi dijo...

Como dice Alfa, heredaste bondad y sapiencia. Recuerda siempre lo bueno, que por lo que leo, era inmenso, que tenía tu padre. Mucho ánimo para llevar este día bien, no olvides que el buen recuerdo de alguien ausente es mejor que no recordarlo. Un abrazo.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Emocionante tu artículo. Con tu vivido recuerdo de tu padre recordamos también a quien ya no están entre nosotros, como también ocurre en el caso del mío.
De tu padre me habló Pedro, que es catedrático de instituto y regente de una academía, que tu conoces. Me dijo que era un gran profesor y gran persona y, como tu ratificas, en su momento, el Catedrático de Universidad más joven de España. Es más, me dijo que ese honor lo comparte con Menéndez Pidal. Las pérdidas son irreparables, pero al menos queda el recuerdo. Excelente detalle el tuyo.

Anónimo dijo...

No sabíamos de dónde había podido salir una persona tan grande, en todos los sentidos. Ahora nos lo explicamos.
Un abrazo. Anabel y Ricardo.

Jesús Lens dijo...

Muchas gracias amigos, por todo este torrente de hermosas palabras que sirve para recordar con emoción a una persona buena que se nos fue demasiado pronto.

Sí. Son muchas vivencias, muchos recuerdos, muchos ratos y una formación cultural y vital que es el mejor legado que pueden dejar unos padres a sus hijos.

Josevi, anda que no me he acordado veces de aquel artículo tuyo, de hace años...

¿Motos? ¿Hablando de motos? Jajajaja.

Jose Antonio, los hemos hablado varias veces. El recuerdo de los ausentes nos tiene que servir para mirar hacia delante y seguir el ejemplo que nos dieron.

Javi, ¿y que uno siente muchas veces que El Ejido está ahí al ladito?

Anabel y Ricardo, con esas novelas negras tan "familiares" que escribe nuestro querido Bosque, bien sabéis la importancia que tienen los padres.

Un besazo a todos!!!

Jesús Lens dijo...

Maria del mar, es verdad que esas muertes repentinas te dejan descolocado y partido. Joder, anda que no cuesta centrarse, después.Pero como dices, la huella siempre está ahí, presente.

El Pinar dijo...

Siento la pérdida de tu padre Jesús, no lo sabía. Eras muy joven.
Ahora comprendo de donde sacas esa entereza cuando escribes. Te pareces a tu padre.

Un abrazo Jesús, tienes todo nuetro apoyo.

Twister dijo...

OHhh Jesús, menudo homenaje para tu padre, sigue adelante, eres un fenómeno...

Anónimo dijo...

Amigo Jesús, el profesor Lens Tuero estaría orgulloso de la calidez humana, literaria y talande de sus descendientes. Este es el mejor legado que un humanista comprometido con su tiempo y con la gente que le rodeaba puede dejar, sobre todo si ellos han sabido respetar y reconocer su labor y trabajo bien hecho.
Un saludo. DOR

El Foces dijo...

Oye, no me acuerdo muy bien de cuando fue lo de las motos pero tu padre debia llevar en Granada muy poco tiempo, yo lei en el Ideal que un Lens habia llegado y alli fui a verle. Eramos jovencillos, bueno yo menos, algo parecidos... los dos muy nerviosos. Charlamos un buen rato de la historia familiar pero al irme me acompaño a la calle y vio mi moto y alli siguio la conversacion... parece que la Harley era de su padre, el abuelo Chucho.

Abel dijo...

Jesús, solo se me ocurre decirte, que el mejor homenaje que puedes rendir a tu padre es tenerle en la memoria, y alzar tu voz para que todos podamos conocer como fué y que sentimientos dejó marcados en sus hijos y en sus compañeros y amigos.
Un abrazo muy afectuoso!!

Paco Montoro dijo...

Jesús ¿que decirte amigo? mi padre también falleció el ultimo Sábado de Mayo del 97 y aunque soy de la misma opinión que tu, la vida continua, siempre nos quedará ese vacío imposible de rellenar por muchos años que pasen.
Un abrazo

Mario dijo...

gracias a Dios, no puedo opinar, pero me ha gustado ese recuerdo con "CENTAUROS DEL DESIERTO" y la opera

Nefer dijo...

D. Jesús Lens Tuero debía ser un gran hombre, hace 10 años esta que escribe pisaba por primera vez la facultad de filosofía y letras y su nombre resonaba por los pasillos... bonito homenaje Jesús, seguro que tu padre se siente orgulloso.
Un abrazo.

Mati dijo...

Jesús, este recuerdo en memoria de tu padre, nos ha emocionado, y mucho.
He vivido ese trágico y duro momento hace ahora, sólo un año.
Como muy bién dices:- "tirar adelante.....mirar al frente"-.
Se hace muy díficil; y hoy le has recordado como tú sabes hacer, escribiéndo, y dedicándole este "entrañable" artículo.
Un Saludo. Matti

Jesús Lens dijo...

Mil gracias a todos. Vuestras palabras son una alegría. Hace diez años estábamos hundidos en la miseria, estupefactos y sin dar crédito. Pero confortados por los amigos. Como hoy.

Matti, Paco, es de las cosas más duras que nos toca vivir. Nefer, eres muy joven, pero me alegro de que ese recuerdo perdurara.

Pinar, hay que seguir, recordar lo bueno y aprovechar las oportunidades que nos dieron. Como dicen Twister y Abel, se trabataba de homenajear a un hombre bueno.

Anónimo dijo...

Hola Jesús,
De parte de toda la familia de Ferrol(tienes a tús tíos de viaje por Francia) un abrazo enorme en este día tan importante para todos.
Efectivamente tú padre fue un hombre grande, un gigante de la cultura como tu abuelo siempre se encarga de recordar y ese recuerdo perdurara entre todos los que os queremos.
Un beso para Sacai, Jose, Mamen, la pequeñaja y para ti.
P.D. Como punto de alegría te anuncio el nacimiento del biznieto número 21 que tendremos en enero de 2009.
Un abrazo enorme.
Jesús Lens Blanco

Anónimo dijo...

Buenos días.
Me levanto dispuesto a tratar con ruters, encapsuladores, moduladores, amplificadores de bajo ruido, a intentar gestionar electrónicamente todo lo que durante el día no he conseguido hacer físicamente. Leo el tema de tus correos como todos los días. Hoy tengo la misma desvastadora urgencia por sacar una empresa nueva adelante pero el tema de tu correo hace que pare y pinche en él.
Sólo he visto una foto de Jesús Lens Tuero. Una foto que me hace saber como era él por fuera hace unos diez o doce años, supongo.
Por contra llevo nueve años conociendo algo mejor cómo era por dentro, respirando en algunos momentos algo de lo que le entusiasmaba. He dormido en su estudio en la Chucha, rodeado de Cultura griega, de Creta, de arte y me he sentido con ganas de devorar muchos de los libros que pasaron por sus pensamientos, por sus sentimientos y emociones, por su vida. Es lógico e inevitable que todos nos vayamos. Nos vamos y nuestro ser se dispersa en las personas y los hechos que siempre estuvimos amando, nunca nos vamos del todo. Indirectamente, he recibido algo de tu padre, lo tengo y lo guardo como todo lo que me llega hasta dentro.
Un abrazo,
José Antonio Guerra.

Jesús Lens dijo...

Muchas gracias, primo. Sé cuánto apreciabas a nuestro padre y aquellos ratos que pasásteis charlando cuando él iba a Galicia.

Lo mejor, como dice José Antonio, es esa herencia inntangible que nos dejó, esa forma de ser de admirar y querer la cultura, los libros y las mejoras cosas del ser humano.

Un abrazo!!!!!!!!

PD.- Los Lens empezamos a ser una amenaza para el resto de la humanidad ;-)

El Foces dijo...

Paton, la mayoría de los que han dicho algo sobre tu padre han "soldado" su solido relieve como profesor a un leve perfil social-familiar.

Todos vamos acumulando costumbres, debilidades, manias, mañas.. ¿Como era el en su vida rutinaria?

Los hijos vamos aprendiendo de esas manias, mas que de los conocimientos. ¿Tu eres como era el?

Ahora te toca a ti contarnos algo.

Álex dijo...

Demonios, no me explico cómo nunca se me había ocurrido relacionar a un Lens con otro.
Hermoso homenaje. Y que no decaiga.

Anónimo dijo...

DIDIO FALCO DIJO:

Yo estaba en el CPD aquel dia, trabajando con Jose, fue Mamen quien me dijo que se habia tenido que ir...

Diez años...

Esten donde esten, estan al tanto de como os va y se sentiran orgullosos de vosotros...y de baby Julia por supuesto.

Jesús Lens dijo...

Mario, disfruta de esa suerte. QUe lo es. Ópera. ¡Ay!

Foces, tomo el testigo de tu sabia petición, pero en otra entrada ¿vale?

Álex, ¿le conociste?

Didio, tú sabes de lo que hablamos, por desgracia. ¿verdad? Un abrazón.

Álex dijo...

No tuve ese placer, Jesús. Pero tuve otro: recurrí a "Utopías del mundo antiguo" para complementar una lectura de "La sociedad abierta y sus enemigos" de Popper. Quería echarle un vistazo al suelo del que habían brotado la República y las Leyes platónicas y aquella antología me vino de perlas.

Anónimo dijo...

Estimado Don Jesús: Hacía tiempo que no leía un artículo tan entrañable, tan humano. Felicidades. Pero permítame un inciso. El padre de usted, siendo Decano se jugaba el pescuezo por defender a los universitarios en plena dictadura. Tiene mucho mérito. Pero yo que soy conservador, en plena democracia, no hay un solo decano que se atreva a defender al Partido Popular. Si todas las opiniones son igual de legítimas, si tienen cabida en la Constitución, si encima las diferencias de votos entre el PP y el PSOE son mínimas, ¿Por qué se nos margina y la izquierda quiere que pasemos a la clandestinidad?. Le ruego que no tome a mal mis palabras, pretendo la riqueza de la democracia y no las imposiciones. Por eso, ha sido hoy una mala noticia hoy que deje la política una gran persona, el Señor Torres Vela, de esas que te obligan a dudar a la hora de votar porque tienen al ciudadano por encima de sus intereses personales o del partido. Creo que no hay derecho a contemplar el mundo en plan “PP-PSOE”. Muchas gracias por su atención.

Jesús Lens dijo...

Álex, me alegro de ello!!!

Sr. Anónimo, me alegro de que le haya gustado esta rememoranza de mi padre.

Comenzando por el final, lo de Torres Vela, efectivamente, es un empobrecimiento más (y van...) para la vida política de esta sociedad. Quizá sea cierto que en política ya sólo quedan los que no sirven para otra cosa. No quiero pensarlo, pero...

Sobre la marginación del PP en la Universidad, no le puedo decir. Estoy totalmente fuera de esos ámbitos y mi relación con dicha institución es ninguna.

En lo quee stoy radicalmente de acuerdo con usted es en que ver el mundo desde una óptica de enfrentamiento permanente PSOE-PP es lamentable y dice muy poco de todos nosotros como ciudadanos.

Un saludo y ojalá le sigamos leyendo por estos lares.

Tío Quino dijo...

¡Hermoso y emotivo recuerdo!
Os envío adjunta una foto de dos "pimpollos" paseando por la playa.
Saludos a Sacái y un abrazo muy, muy fuerte.
Tío Quino

Jesús Lens dijo...

Hola Quino. Me alegro de que te haya gustado. ¿Dónde va la foto? Un abrazón!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Estimado Jesús Lens Espinosa de los Monteros, escribo desde México. Mi interés en escribirle es para pedirle un favor. Me interesa sobremanera un texto que ha escrito su padre, sin embargo, me ha sido imposible encontrarlo en las bibliotecas locales y nacionales. Me gustaría saber si existe alguna forma de conseguirlo. Se trata de un artículo dentro de una compilación que se editó en 1981. Le dejo mi dirección e-mail. Le agradeceré cualquier orientación al respecto.
R. A. e-mail: raguigon@yahoo.com.mx