"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

EL EFECTO TRANSILVANIA

Una de las cosas que más me gustan de los libros de Juan Ramón Biedma es cómo los titula. Si “El manuscrito de Dios” podría recordar, tan vaga como falsamente, a las novelas criptomilenaristas de inspiración Danbrownianas; títulos como “El espejo del monstruo”, “El imán y la brújula” o “El efecto Transilvania” son esplendorosos fogonazos de ficción súbita, auténticos microrrelatos en sí mismos con una indudable capacidad de sugestión.


Sugestión. Otra de las razones por las que me gustan tanto las novelas de Biedma es por su alto poder de sugestión. Son novelas que provocan sensaciones en el lector, sensaciones físicas, quiero decir. Se trata de novelas táctiles que, al empezar a leerlas, parece que pusieran en marcha una de esas máquinas de hacer niebla que se usan en los conciertos. Abrir las páginas de uno de sus libros significa destapar una especie de Caja de Pandora que enrarece los ambientes y los hace densos y espesos.



Eso no quiere decir que las novelas se hagan duras o pesadas de leer, ni mucho menos. Porque, y creo que ya lo hemos comentado, las novelas de Biedma nos gustan. Nos gustan mucho. Nos gustan, por ejemplo, por la Sevilla que nos muestran. Una Sevilla oscura, diferente. Una Sevilla alejada de los circuitos turísticos al uso. Una Sevilla imaginaria que resulta de lo más real y creíble. Una Sevilla onírica que, como ocurre en las películas de miedo, te gustaría recorrer aún a sabiendas del horror que te puede esperar al doblar cualquier esquina.



Nos gusta haber podido descubrir, de la mano de Biedma, que eso de la novela gótica no es una cosa antigua y trasnochada del siglo XIX. Que una pirámide precolombina en la Sevilla posterior a la Expo puede producir tantos fantasmas como los castillos ingleses. Porque Biedma es, y hace tiempo que no utilizo esta expresión, un tipo proteico con una envidiable y desbordante capacidad para crear atmósferas, universos paralelos, dimensiones desconocidas, mundos imaginarios.

Pero es que, además, Biedma borda a sus personajes. Los mima, los quiere y los trata con cariño, aunque luego los apalee, llegado el caso. Son personajes complejos, contradictorios y llenos de aristas. Personajes que mienten, aman, odian, engañan, ayudan y traicionan. Personajes de muchas caras, y, desde luego, no siempre amables.



Las tramas. ¿Hemos hablado de las tramas? No. Y es que Biedma también construye tramas de estilo arácnido: tiende una fina tela de araña en torno a un lector que queda irremisiblemente atrapado en ella, sin posibilidad de escape.

Bueno, voy concretando: “El efecto Transilvania”, publicada por Roca Editorial, es una novela de Juan Ramón Biedma, por lo que el lector ya debe saber, a estas alturas de la reseña, de qué estamos hablando. Una novela protagonizada por un chaval de catorce años que acaba de salir del hospital, tras sufrir una extraña enfermedad que le hace ver e interpretar la realidad desde un punto de vista muy, muy especial.


Y, aunque podríamos hablar mucho más de ella, ahí lo dejamos. De momento. Invitándoles a todos a que no duden en penetrar en la Sevilla mágica, onírica y fantásticamente irreal de uno de los narradores más poderosos y de una personalidad más fuerte y definida de nuestras letras actuales. Un lujo.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

PD.- Reseña anterior de "El Manuscrito de Dios", en aquella Bitácora titulada Pinchando en Hueso.

12 comentarios:

Ricardo Bosque dijo...

Leyendo "El efecto Transilvania" me pareció que se trataba de una novela que hace una encendida defensa de los amores adolescentes. Y le encontré cierto paralelismo a una de las mejores novelas de aventuras de todos los tiempos: Tom Sawyer.

Eme sería Tom, juvenilmente enamorado de su princesa Peña (Betty para Tom). El hermano de Eme sería Sid y su abuela la tía Polly. Tona, Ballesta y demás serían los compinches de Tom Sawyer y el Barrio Hundido o la pirámide la isla en la que Tom quería aprender a ser un bandido o la cueva en la que se esconden de los asesinos que van tras Tom y Betty.

¿Descabellado?

En todo caso, una excelente novela la de Biedma (como todas, por otra parte)

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Txus, dime algo de "El manuscrito de Dios", que lo tuve en la mano y no sabía qué hacer..

Nefer dijo...

Eh Jesús, como ta sentao el café? que yo si que leo todas las cosillas que vas poniendo ahí al lao...
Ya le había echado el ojo a este libro en la librería de mi barrio, pero otro libro..con todos los que ha comprado mi padre este mes, todos los que tengo por leer...
Saludos.

Jesús Lens dijo...

Alter, es muy buena también. La tengo reseñada en alguna de las otras bitácoras...

Ricardo, pues razón no te falta. Es una lectura comparada de lo más sugestivo.

Nefer, el café bien, aunque tardío. Pero bueno, como tengo que salir a correr a las 15.30, sin comer, no pasa nada.

Los libros hay que comprarlos. Ya se leerán cuando se pueda!!!

javi dijo...

Joder, no conocía a este autor, pero tal como lo intas me han dado ganas de pillarlo ya!

Twister dijo...

Que no, que no que no me apunto más libros, bueno este quizás si...

Una preguntilla Jesús bueno dos:
1. ¿Tienes clones? porque no me explico como tienes tiempo para leer, jugar, correr, trabajar, ver cine, internet, tu Sacai, tu master, tu..., tu ...

2. Eso del facebook y el twitter siempre me ha tirado para atrás me han dicho que facebook es un poco aburrido y que la gente no le hace mucho caso, pero a twitter? eso es lo que tienes en el margen derecho? investigaré.

Twister dijo...

Que no, que no que no me apunto más libros, bueno este quizás si...

Una preguntilla Jesús bueno dos:
1. ¿Tienes clones? porque no me explico como tienes tiempo para leer, jugar, correr, trabajar, ver cine, internet, tu Sacai, tu master, tu..., tu ...

2. Eso del facebook y el twitter siempre me ha tirado para atrás me han dicho que facebook es un poco aburrido y que la gente no le hace mucho caso, pero a twitter? eso es lo que tienes en el margen derecho? investigaré.

Twister dijo...

Se me olvidaba: os recomiendo esta página:


http://www.bibliotheka.org/?/inicio

Tienen 37875 libros para descargar a día de hoy.

Jesús Lens dijo...

Tengo que ver esa página!!

Twister, mira la entrada del pasado viernes sobre el Tiempo, en que hablamos precisamente de eso que planteas ;-)

Facebook depende del grupo de amigos que consigar reunir. Da muchas posibilidades, pero requiere tener a tus contactos ahí adscritos. He abierto un Grupo Cinéfilo, a ver cómo se da.

Twitter, que por afinidad deberías hacer tuyo, es como los cuadernos de bitácora de los barcos: una tontería simpática para ir comentando lo que haces.

Twister dijo...

La página de libros es bastante buena, pero recomiendo la búsqueda por autor y no por título del libro.

Twitter tendré que mirarlo, me parece interesante, pero facebook me da pereza al igual que el messenger...

Saludos

P.D: insisto, a mi no me engañas, o tienes algún clon o vives en un bucle temporal...

Anónimo dijo...

No he leído la última, no la recibí aún y en Argentina no la encuentro en librerías, pero está al llegar.
De algo me hago cargo; Juan Ramón Biedma es el mejor escritor de las letras españolas actuales, por su imaginación, dominio del lenguaje y profundidad. JR es mucho más que sus tramas y personajes, de por sí cautivantes, es un inquisidor exquisito de la condición humana, un desafío para el lector -abúlicos, abstenerse-, una verdadera revelaciòn que se va consolidando con la herramienta más legítima de su oficio, la palabra.
A los que buscan excusas, no la hay para no leer a Biedma.

Guillermo Orsi

Jesús Lens dijo...

Pues Guillrmo, que eso lo digas tú, que escribes como Dios... Creo que te va a encantar ésta de Biedma.