"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

HERIDAS PERMANENTES

Entre las cosas buenas que tiene la globalización está el que las distancias cada vez son más pequeñas y los intercambios personales y profesionales, cada vez más estrechos. Así, en un mundo globalizado, Jon Aldekoa, agente de la Erztaintza, puede trasladarse a Nueva York en un programa de intercambio con el departamento de policía de una de esas ciudades que son mundos en si mismas.



Y en los meses que Jon pasará en NYC se producirán dos series distintas de asesinatos. Por un lado, mujeres. Por otro, ex combatientes. Un bautismo de fuego de lo más enigmático... y sangriento.



A través de los ojos de Jon, nos damos de bruces con esa realidad mestiza y multicultural que resulta inherente a los EE.UU. en general y a Nueva York en particular: un policía de origen irlandés al que le toca como compañero un afroamericano y un vasco que trabajará con un hispano. En unas calles siempre complicadas, eso sí.

Lo bueno de que llegue una persona de fuera a un ambiente cerrado es que aporta una visión nueva, una perspectiva diferente. Y de esa manera, a través de los ojos de Jon, asistimos como espectadores privilegiados a los entresijos de una sociedad de la que, en teoría, lo sabemos todo.



Y es que ese punto de vista, llamémosle virgen, sirve para cuestionar desde los métodos de investigación hasta distintos aspectos de una sociedad muy contradictoria. Una sociedad que, en el arranque del siglo XXI, vive sumida en el miedo y el terror, algo de lo que la figura del asesino en serie es el mejor reflejo.

Además, los EE.UU. viven en una situación de guerra. Porque lo de Irak, aunque esté a miles de kilómetros de distancia, afecta de forma muy directa a un amplio sector de la población estadounidense, como “Heridas permanentes”, publicado por la editorial Tropismos, se encarga de contar.



Y todo ello, a través de una prosa muy bien elaborada, directa y clara, que José Javier Abasolo siempre apunta al meollo de una historia actual, moderna y repleta de matices y guiños a la actualidad más rabiosa de un mundo complejo en el que el efecto mariposa alcanza tintes que pueden llegar a ser de lo más sorprendentes.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

6 comentarios:

Twister dijo...

Tiene buena pinta, lo apunto, lo apunto ;)

Nefer dijo...

Ojú, con las pocas ganas que tengo yo ahora de leer, que se me acumulan los títulos... después de las opos, todo después de las opos... pero este me lo apunto.
Gracias por la recomendación Jesús.
Buen día a todos.

Cruce de Cables dijo...

Yo si no me equivoco lo leí a primeros de año, y me gustó. Me gusta como escribe, a pesar de que seamos "amigos peligrosos" y eso es complicado. Si no recuerdo le hice varias preguntas. Soy un pesao, y cuando me dejan vía libre, la aprovecho y como buenos investigadores: Ricardo y yo descubrimos cosillas.
Tiene narices meter una historia en NY siendo de Bilbao, cuando todos sabemos que NY es una calle de Bilbao.
US
Y buena lectura,
Crucedecables

El Foces dijo...

Por mi oposición a leer por gusto, sobre la novela no opino PERO el cochecito es un dulce.

Alfa79 dijo...

El libro promete, o al menos, parece bastante interesante. No sé si tendré tiempo para llegar a leerlo, pero lo intentaremos.

Jesús, creo que para tí los días duran más de 24 horas. Eres una auténtica máquina de lectura y producción.

¿ Cómo estuvo el concierto de Mark Knoffler?

Saludos. Alfa79

Jesús Lens dijo...

Cruce, cuéntanos alguna de las cosas que os dijo el autor. Sé chafardero e indiscreto, en plan Tomate Negro, para animar a la peña a comprar el libro, que de verdad que mola y está muy chulo.