"Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo. Nos hemos mudado. Pincha enlace rojo.

ARQUEOLOGÍA FINANCIERA

Nefer nos manda esta foto. Mucha gente las años y las echa de menos...



7 comentarios:

paco Montoro dijo...

¡Que de cosas se compraban con esas 500 pts!!!¿ Tres euros? ni la revista de cahier de cinema que me he comprado esta mañana....Un saludo Patón

Abel dijo...

Esta noche salimos indignados, pues tras consumir una cerveza sin y un tinto con limón, nos han soplado 3.70 euros...más de 600 pesetas.
Automáticamente hemos puesto el piloto automático hacia casa, donde nos hemos ventilado unas tostas de pan de Alcudia de Guadix con paté de jabugo, unas croquetas made in mi mami y unas birras.
Nos hemos vuelto locos...a ver si Solves va a tener razón!!..no solo por las propinas que no controlamos, sino que nos timan en los bares...bueno a excepción hecha del chino de Pinos que nos cambió verdes a euro....con 2 coj....

Abel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aixa dijo...

Lo peor del euro, es que en cuestión de meses las cosas pasaron a valer el doble. Por lo demás, parece que el cambio no salió mal, y la moneda se ha fortalecido.

Anónimo dijo...

Mí querida amiga peseta: no sabes lo que te echo de menos, eras mi amiga, pues te conocía muy bien, pero como buena amiga no me obsesionabas, te conocía pero no era tu esclava, nunca contigo tuve que usar un traductor simultaneo al lado.
Naciste un siglo antes de mi boda, y siempre fuiste tan femenina, tan practica y tan sincera, siempre valías lo que decías.
Te diré que la nueva moneda, empieza por ser masculina, y no hay quien la entienda.
Dicen que vale 166.386 veces mas que tu, pero desde que llego esa moneda machista, la realidad es que lo que comprabas con cien pesetas ahora cuesta un euro.
Bueno a lo mejor es que te relaciono con las épocas mejores de mi vida: mi niñez, juventud y cuando tenía a todos mis hijos en casa, quizá el euro llego en mal momento para mi, el caso es que siempre te tendré en el mejor de mis recuerdos.
La madrina

Nefer dijo...

Ya te digo si se echa de menos; recuerdo cuando era una niña que me daban veinte duros los domingos y me los gastaba en una bolsa de chucherías enorme que me duraba toda la semana; ahora con un euro no tengo ni para el autobús. El error ha estado en el redondeo y pensar que un euro son las cien pesetas de antes, cuando en realidad son 66 pesetas más!! que son otros casi veinte duros. La vida está mu cara y los sueldos mu bajos.
Saludos.

Jesús Lens dijo...

Los caballeros las preferíamos rubias... y hemos acabado casándonos con ese orondo euro, que nos trae a mal traer.

Madrina, lo has clavado, lo has clavado!!!!